Universidad de Oaxaca cierra el año con déficit de más de 96 mdp

La UABJO presenta un déficit del presupuesto necesario para la nómina de la segunda quincena de diciembre, acordando un endeudamiento interno para pagar las quincenas de este mes
Foto: Archivo El Universal
27/12/2017
14:47
Juan Carlos Zavala
Oaxaca
-A +A

La Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) cerrará el año 2017 con una crisis financiera que no ha podido superar desde mediados del año, problemas para afrontar el pago de salarios, edificios con daños a causa de los sismos de septiembre y una deuda millonaria.

El rector de la UABJO, Eduardo Bautista Martínez, informó además, que el presupuesto aprobado por los legisladores locales para la casa de estudios es insuficiente para afrontar las obligaciones financieras de la institución.

Según explicó, en el cierre del presente ejercicio 2017, la universidad presenta un déficit de 96 millones 472 mil 720.84 pesos, presupuesto que es necesario para el pago de la nómina correspondientes a la segunda quincena del mes de diciembre, así como prestaciones de fin de año de cuatro mil 569 personas.

Ante las restricciones presupuestales, detalló, la Secretaría de Finanzas del Gobierno del Estado sugirió la contratación de deuda pública, “una situación sin precedentes en la historia de nuestra universidad y totalmente inviable debido a que los bienes inmuebles de la universidad no son susceptibles para garantizar ninguna hipoteca, lo cual es una condición por parte de las instituciones financieras de carácter privado”.

Por ello, Eduardo Bautista dijo que en trabajo colegiado y acuerdo con los secretarios de la administración central, el pasado 8 de diciembre se coincidió en que no es conveniente la contratación de deuda pública. 

Y también se coincidió en el cumplimiento de los compromisos laborales de nómina y aguinaldos de todos los trabajadores.

Por consiguiente, tomaron el acuerdo de un endeudamiento interno para pagar la primera y la segunda quincena de diciembre de 2017, y las prestaciones de fin de año con recursos en calidad de préstamo del Fideicomiso Federal número 2001698001, por la cantidad de 56 millones de pesos.

“El compromiso será cubrir el referido préstamo en un plazo de 24 meses, contados a partir del mes de enero de 2018, lo que nos llevará a reforzar las políticas de austeridad y disciplina financiera para cubrir la deuda en el plazo establecido”, agregó.

Aumentos insuficientes

El rector de la UABJO, Eduardo Bautista, insistió en que la institución requiere tan sólo para el ejercicio 2018 de un incremento real al subsidio ordinario del 30 por ciento, que equivale a 291 millones 333 mil 789 pesos que permita alcanzar la media nacional en el subsidio por alumno, que es de 47 mil 673.67 pesos.

“El objetivo ha sido y sigue siendo alcanzar la inversión media nacional de las universidades estatales, es decir que todas las universidades estatales dispongamos del mismo piso. Esta proyección permitiría subsanar el déficit del 2017 y cumplir con oportunidad los compromisos laborales del siguiente año”.

Pero en el presupuesto 2018, se prevé que con el incremento a la aportación estatal se alcanzará una proporción del subsidio estatal de sólo el 13.88%, que aún está lejos de alcanzar la inversión requerida. 

Del mismo modo, precisó que a pesar de que el Convenio de Apoyo Financiero establece una aportación progresiva en la aportación estatal para que ésta alcance el 50%, en el caso de Oaxaca, hasta el 2017, la UABJO no había recibido más del 10.34% del subsidio ordinario total.

Para el año 2017, explicó, la universidad obtuvo un subsidio ordinario total por el orden de 971 millones 112 mil 630, lo que representó un incremento de tan solo el 2.85 por ciento en relación con el presupuesto asignado para el ejercicio 2016; subsidio, que además, no reconoce el efecto inflacionario de un ejercicio a otro.

Mientras que durante el ejercicio 2017, los gastos ascendieron a un importe de mil 67 millones 585 mil 350.84 pesos, de los cuales 90% corresponden al pago de nómina.

Asimismo, apuntó que la crisis financiera actual se acentúa debido a que en el presente año la UABJO no recibió recursos del Fondo de Saneamiento Financiero, como se había recibido en años anteriores del orden de los 76 millones de pesos, en promedio por ejercicio. 

“Este recurso se había empleado con anterioridad para el pago de algunos pasivos y abatir el déficit generado en cada ejercicio”.

Eduardo Bautista puntualizó que la crisis financiera que hoy agobia a la UABJO fue prevista desde el inicio de la presente administración y fue argumentada en la exposición de motivos para el presupuesto 2017 y planteado a los gobiernos federal y estatal. 

Sismos dejaron daños millonarios

A la crisis financiera de la casa de estudios del estado, se suman los daños causados a edificios de la universidad por los sismos ocurridos en el mes de septiembre.

El Rector preciso que durante la contingencia por los movimientos sísmicos, la UABJO resultó con afectaciones en más de 100 aulas y edificios administrativos, cuyos daños fueron valuados en más de 200 millones de pesos y que las alternativas inmediatas de solución “están correspondiendo a cuenta de recursos propios”.

Finalmente, manifestó que es impostergable asegurar la actividad académica y la viabilidad institucional de la Universidad, “que atiende a la mayor matrícula de educación del estado, principalmente de población estudiantil de menores recursos económicos, con la visión clara del papel de las universidades públicas del país, como instrumento de desarrollo social, y teniendo como premisa que la educación es la inversión social que genera la formación de nuevos profesionales y mexicanos con altos valores sociales”.

sjno

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS

NOTICIAS DEL DÍA