Unen fuerzas sindicatos del sector público y privado en Oaxaca

FUSION agrupa a trabajadores de salud, maestros y obreros para solucionar sus demandas
FUSION fue creado por primera vez en abril de 2013 con siete gremios, ayer y con su resurgimiento el gobierno no dio solución a las demandas (EDWIN HERNÁNDEZ. EL UNIVERSAL)
25/01/2018
02:16
Ismael García / Corresponsal
Oaxaca
-A +A

Por segunda ocasión, sindicatos de obreros, maestros, trabajadores del sector salud y de instituciones públicas, así como privadas, se unieron en un frente para exigir de manera conjunta la solución a sus demandas y otorgarse respaldo mutuo.

Se trata del Frente Unificador de Sindicatos Independientes de Oaxaca y Nacionales (FUSION), que en abril de 2013 fue anunciado por primera vez, con siete gremios. Un antecedente que incluyó organizaciones sociales y comunidades fue la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), en 2006.

Ayer, en el resurgimiento de FUSION, el secretario de Organización de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Genaro Martínez Morales, acusó que pese a diversas reuniones de trabajo, hasta el momento el gobierno del estado no ha solucionado sus demandas laborales.

Asimismo, otorgó a nombre del magisterio el respaldo de más de 80 mil sindicalizados a los trabajadores del sector salud y universitarios, que enfrentan emplazamientos de pago y contractuales.

Martínez Morales insistió en que la gremial adherida a la CNTE no aceptará ni reconocerá en ninguna mesa al recién designado delegado de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Germán Cervantes Ayala, quien fungió antes como director del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca.

A la conferencia de presentación del conglomerado de gremios no acudieron dirigentes de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, que ayer marcharon por tercer día consecutivo para exigir el pago de salarios atrasados y rechazar la cancelación de contratos a personal médico, que anunció el titular de los Servicios de Salud de Oaxaca, Juan Díaz Pimentel, de quien también pidieron su renuncia.

Únicamente acudieron dos gremios minoritarios del ramo, quienes insistieron en demandar pago a sus salarios y alto al despido de trabajadores de contrato.

También se integraron el Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, el cual mantiene una serie de protestas por la revisión salarial y contractual y este miércoles mismo cerró un crucero y una vialidad de la capital.

Además, están integrados el Sindicato Libre del ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, el Sindicato de Telefonistas y el Sindicato Único de Trabajadores de Caminos y Aeropistas de Oaxaca.

Por otra parte, militantes de la organización Antorcha Campesina, afiliada al Partido Revolucionario Institucional, bloquearon diversas carreteras de la capital y el interior del estado, en demanda de solución a sus peticiones de apoyo para programas sociales.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS