"Una aberración" afirmar que ya no hay pobres en México: Felipe Arizmendi

El obispo de San Cristóbal de las Casas criticó el Quinto Informe de Gobierno que habla de una disminución de la pobreza extrema en México; hay muchos pobres entre nosotros y a veces no nos percatamos de ello, señala
"Una aberración" afirmar que ya no hay pobres en México: Obispo
Foto: Especial
06/09/2017
16:22
Oscar Gutiérrez / Corresponsal
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas
-A +A

Afirmar que ya no hay pobres en el país, en Chiapas, sería una aberración y un desconocimiento total de la realidad; los hay y sumamente pobres, son una constante “llamada de atención a nuestro corazón”, afirmó el obispo de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel al referirse al quinto informe presidencial.

El religioso sostuvo que “hay muchos pobres entre nosotros” y que a veces no nos percatamos de ello, mismos que están olvidados y menospreciados, incluso dentro del propio hogar.

“¿Ya no hay pobres? ¡Claro que los hay, y demasiados!, sólo hace falta corazón y cercanía para descubrirlos y ver qué podemos hacer por ellos y con ellos”, cuestionó el líder católico en cuya diócesis, asentada en San Cristóbal de las Casas, en la región Altos de Chiapas, se unen 45 municipios con un alto porcentaje de población indígena.

En el quinto informe del presidente Enrique Peña Nieto se afirma que, en el país, han disminuido más de dos millones las personas en pobreza extrema, pero se reconoce que más de 50 millones de mexicanos viven aún en pobreza, expresó Arizmendi Esquivel en el documento “ Ya no hay pobres”.

Y aunque precisó que se requiere analizar los índices considerados para calificar la pobreza, Chiapas ocupa uno de los lugares altos de pobreza, principalmente en poblaciones indígenas, pero en sus casi 27 años de servicio religioso en esta entidad federativa ha observado cambios muy notables, indicó.

Es decir, se tienen más infraestructuras carreteras, de electrificación, agua potable, espacios educativos y de salud “aunque no suficientemente dotadas”, detalló.

También se tienen aparatos de televisión, radio y electrodomésticos, mejores construcciones domésticas con servicios básicos; “miles de chiapanecos”, incluso los calificados en pobreza extrema, cuentan con teléfonos celulares, es decir, que ha mejorado el nivel general de vida.

Pero afirmar que ya no hay pobres sería “una aberración y un desconocimiento total de la realidad”, los hay y sumamente pobres, son una constante llamada de atención a nuestro corazón, puntualizó el obispo chiapaneco.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS