A tres años, sigue búsqueda de colombiano desaparecido en Guadalajara

26/12/2017
02:05
Raúl Torres / Corresponsal
Guadalajara.
-A +A

Julián Moncada Hidalgo llegó a esta ciudad el 13 de diciembre de 2014 de Colombia; desde el 29 de diciembre de ese año su familia no sabe nada de él.

Desde aquel país, su madre, Orfa Mery Hidalgo, recuerda que Julián, recién graduado como piloto aviador, fue contratado para copilotear una avioneta que regresaría a Colombia desde Guadalajara; nunca llegó.

El plan era regresar el día 31 para arribar a destino entre el 7 y el 10 de enero de 2015, pero el 15 de enero Orfa Mery seguía sin noticias de su hijo y denunció el hecho ante las autoridades colombianas, quienes solicitaron apoyo a sus pares mexicanas. Las respuestas han sido que después de llegar a México, Julián no ha estado en otras naciones y no hay claridad sobre si despegó o no de Guadalajara.

Es uno de los 21 casos de personas desaparecidas que investiga la PGR en Jalisco según el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas; sin embargo, Orfa Mery no recibe información suficiente: sólo le dicen que su hijo no está en una cárcel, ni en una morgue, ni en un hospital ni en ningún lado.

El 17 de enero de 2017 Álvaro Ávila Arrieta, cónsul de Colombia en Guadalajara, envió una carta al alcalde de Montenegro, en donde vive la familia de Julián, para dar cuenta de la información proporcionada por las autoridades mexicanas sobre el caso.

En el documento consta que fue hasta mayo de 2016, que la Unidad de Investigación de Delitos para Personas Migrantes y el Mecanismo de Apoyo Exterior Mexicano de Búsqueda e Investigación de la PGR tomaron el asunto en sus manos. Señala, además, que el 15 de julio de 2016 se solicitó información a la Coordinación de Asuntos Internacionales y Agregadurías sin que hubiera respuesta.

Orfa Mery, al igual que las madres de los desaparecidos en México, se las arregla para indagar por su cuenta: “Hay informes de unas personas que nos dicen que mi hijo entraba diario al aeropuerto de Guadalajara a mirar o no sé qué con la avioneta, eso no lo sé decir, pero que él entraba y había un taxista que a diario lo recogía y lo dejaba en el aeropuerto sí”, narra.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS