Sólo con un banco y micrófono va Alfaro por votantes

Llama a militantes de MC a realizar precampaña austera; oficialmente será candidato después del 11 de febrero, dice
En el inicio de su precampaña, rumbo a la elección de gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro se reunió con militantes en la entrada del fraccionamiento Valle Dorado, en Tlajomulco, municipio que gobernó entre 2009 y 2011. (CORTESÍA DE MC)
04/01/2018
01:43
Raúl Torres / Corresponsal
Tlajomulco.
-A +A

[email protected]

Un banco, un micrófono y un par de bocinas son los únicos instrumentos que Enrique Alfaro Ramírez dice que utilizará en su búsqueda por la gubernatura de Jalisco, bajo las siglas del partido Movimiento Ciudadano. El presidente municipal de Guadalajara, con licencia, asegura que no necesita de otra cosa para convencer.

Oficialmente, este periodo es el de la precampaña, pero para Alfaro es parte de lo mismo: una larga campaña que concluirá con la elección del próximo 1 de julio.

En su calidad de precandidato, asegura que a partir de este miércoles 3 de enero [ayer] visitará cada día dos municipios del estado, para así poder recorrer los 125 antes de la jornada electoral: “No vamos a parar hasta el último día de la precampaña y espero avances significativos en la elección de candidaturas (…) Estimo que en precampaña podamos recorrer 40 o 45 municipios, para en la campaña recorrer el resto”.

Oficialmente, será candidato hasta después del 11 de febrero, cuando termina el periodo de precampañas, y hasta entonces, en teoría, sólo puede dirigirse a los militantes del partido que lo postula. En los hechos, su aparición en Tlajomulco (municipio que gobernó entre 2009 y 2011), puede considerarse su primer mitin.

“Vine a este lugar por una razón. Aquí abajo está un puente que tenía un solo carril, donde siempre había una persona que daba el paso. Yo dije que sería la primera obra que iba a hacer y la gente lo oyó con incredulidad. Llegamos cuando el municipio estaba quebrado y lo conseguimos como Dios nos dio a entender, a tres meses de haber iniciado el gobierno”, recuerda de pie junto al banco.

Cerca de 3 mil personas se reunieron para escucharlo, en un pequeño jardín público. No hay templetes, banderines, gorras o playeras, sólo el banco, un micrófono y dos bocinas.

A unos metros, puede leerse una placa que dice “Prueba 1”, es el recordatorio de aquella obra.

“La precampaña y campaña serán única y exclusivamente con un banco, un micrófono y un par de bocinas —insiste— desde hoy lo anticipo. No habrá cierres de campaña. No habrá bandas musicales. No habrá mariachis, como algunos necesitan para convocar. Nosotros no lo necesitamos”, resalta.

Desde una pequeña loma, rodeado de sus simpatizantes, Alfaro asegura que tampoco habrá espectaculares, gorras, despensas o regalos, “sólo esperanza”, afirma y en su arenga pide a sus compañeros de partido que hagan lo mismo.

La música que comienza a sonar en las bocinas es la misma que utilizó en la ya lejana campaña de 2012, cuando MC se catapultó en Jalisco y de ser un partido marginal se convirtió en la primera fuerza política del estado; aquel año Alfaro se quedó a 4 puntos porcentuales (algo así como 142 mil votos) del ganador, el priísta Aristóteles Sandoval.

De aquellos lodos, Alfaro dice: “Aprendimos la lección y hoy tenemos una estructura muy sólida en los 125 municipios, vamos a tener candidatos en todos ellos. Hoy veo a nuestro equipo muy fuerte”.

Al terminar, el precandidato se abre paso entre fotos y abrazos y se dirige a su camioneta para ir al municipio de Tala. El banco se ha perdido entre la multitud, pero alguien lo rescatará para continuar el recorrido.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS