Sismo deja afectaciones a patrimonio cultural de Puebla

Un total de 163 iglesias resultaron dañadas tras el terremoto de 7.1 grados
22/09/2017
16:44
Edgar Ávila / Corresponsal
Puebla
-A +A

El sismo de 7.1 grados ha dejado una estela de afectaciones en el patrimonio cultural y religioso de Puebla, cuyas construcciones dañadas datan de los siglos XV y XVI.

Con más de 500 cúpulas religiosas, Puebla es una de las entidades del país con el mayor número de iglesias, por lo que durante el sismo del pasado 19 de septiembre un total de 163 resultaron dañadas, muchas de una gran trascendencia histórica.

Entre las más importantes se encuentran los templos San Sebastián, La Compañía, el Templo del Carmen, la Ermita de Ocotlán "Nuestra Señora de Ocotlán" y la capilla de Corpus Christi.

En Satélite Magisterial el templo de San Jerónimo, la Concordia, San Juan de Letrán, San Felipe Hueyotlipan, La Purísima Concepción, San Francisco de Asís y la Casa de la Familia "San Juan Pablo Segundo".

También en Cholula de reportaron daños en la parroquia de San Pedro y Nuestra Señora de Los Remedios; en Amozoc, el templo parroquial y el templo Luis Guanela; en Atlixco resultó con daños la parroquia de La Natividad y el convento en Metepec La Purísima Concepción.

En Izúcar de Matamoros, hay afectaciones en la parroquia de Santo Domingo y el templo de Atzala; en Chietla el templo de Pilcaya, Santa Ana Coatepec, el templo de Jolalpan y el templo de Tepeojuma.

Valor histórico y cultural

Son en su mayoría edificaciones de un gran valor histórico y cultural que deberán ser intervenidos por el Instituto Nacional de Antropología e
Historia, entre ellos el Templo de San Francisco, el primer convento de la ciudad de Puebla.

El Fray Toribio de Benavente colocó la primera piedra del convento en 1535, en lo que hoy es el barrio del Alto, la zona más antigua de la ciudad de Puebla; su edificación del barroco novohispano se realizó con cantera, con una puerta de estilo mudéjar y con tableros de azulejo Talavera.

En la ciudad de Puebla, también resultó con afectaciones el Templo de la Compañía, cuya construcción inició en 1583 por la Compañía de Jesús,
con tres naves y un pórtico al frente resguardado con herrería de forja poblana en sus cinco arcos, tres delante y dos a los lados. Su sacristía fue decorada con lienzos de finales del siglo XVII, pintados al óleo por José Rodríguez Carnero.

En San Pedro Cholula, se afectó una de las torres de la Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios, construida en 1594  en el basamento de la Gran Pirámide de Cholula; presenta en su portada un arco, tiene dos torres idénticas y en su interior cuenta con un vistoso altar de estilo neoclásico al igual que el resto de la decoración.

La Pirámide de Cholula, la cual -según el Instituto Nacional de antropología e Historia- es la mayor superficie en Mesoamérica (450 metros
por lado), aprovechó una elevación natural para ir sobreponiendo construcciones en diferentes etapas a lo largo del tiempo y en cuya parte
más alta los españoles construyeron una iglesia en honor de Nuestra Señora de los Remedios.

En Izúcar de Matamoros hubo afectaciones a la Parroquia de Santo Domingo, un ex-convento Dominico  que data del siglo XVI, construido alrededor de 1552 con un retablo de estilo churrigueresco laminado en oro donde se encuentra la imagen de Santo Domingo de Guzmán.

La pila bautismal está tallada monolíticamente en cantera con un diámetro de 2.27 y cuenta con un claustro ornamentado con arcos de medio punto y bóvedas de crucería con nervaduras de estilo gótico.

En Atlixco, tuvo daños el ex convento de El Carmen, cuya construcción inició en 1600por la segunda orden religiosa que se establece en Atlixco:
los carmelitas descalzos.  En 1857 el convento fue convertido en cuartel militar luego que los Carmelitas fueron enclaustrados, su archivo y
biblioteca desaparecida y sus bienes vendidos.

cg

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS