Sección 22 frena obras en 305 escuelas

Los fondos rechazados, proyectados en el programa federal Escuelas al CIEN, ascienden a los 156 millones de pesos. El SNTE considera que el plan tiende a privatizar la educación y embarga a los municipios que los aceptan
19/11/2017
01:16
Lizbeth Flores/Corresponsal
-A +A

[email protected]

En 305 escuelas de educación básica en Oaxaca, la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) ha frenado la aplicación de los recursos del programa federal Escuelas al CIEN, destinados para la rehabilitación y el mejoramiento de la infraestructura, de acuerdo con un informe del Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa (Iocifed) en poder de EL UNIVERSAL.

El documento denominado Estatus Cien 2015-2018, con actualización hasta el 17 de octubre de este año, señala que en Oaxaca son 2 mil 715 los planteles en los que se llevarían a cabo mejoras a través de dichos recursos, pero en 305 el sindicato magisterial ha impedido los trabajos y sólo en 755 se han aprobado las obras.

En las otras mil 655 instituciones de educación básica, media superior y superior, el Iocifed ni siquiera ha determinado qué trabajos se requieren. Según el registro de esta dependencia, de este número de escuelas, mil 81 están sin el certificado que se requiere para empezar las obras y sólo 574 cuentan con él, pero aún están en revisión por parte del instituto. En dicho certificado se establece la reparación que requiere el centro escolar, así como el presupuesto para ello.

print_52594577.jpg

Los recursos rechazados por el magisterio en esos 305 planteles ascienden a 156 millones 741 mil 225 pesos, de un total de 2 mil 11 millones 459 mil 594 pesos que se destinaron en Oaxaca para este programa.

Para cada uno de los 2 mil 715 planteles se contempló un monto que oscila entre los 350 mil pesos y los 3 millones de pesos, como es el caso de la Escuela Normal Experimental Presidente Venustiano Carranza, ubicada en San Juan Cacahuatepec, en la Mixteca; aunque este plantel requiere mejoramiento, aún no cuenta con el expediente correspondiente para el inicio de las obras.

Escuelas al CIEN es un esquema de la Secretaría de Educación Pública (SEP), anunciado en 2015, que proyectaba mejorar 33 mil planteles de todos los niveles en todo el país hasta 2018.

De los más de 2 mil millones de pesos presupuestados para la atención de 2 mil 715 escuelas, 96 millones se destinaron para 141 colegios de educación básica en 2016, y mil 454 millones se emplearían en la mejora de mil 838 planteles en 2017. El resto, 461 millones, se ejecutarán en 2018.

De acuerdo con el documento del Iocifed, responsable de ejecutar los recursos, de los espacios que no han podido ser rehabilitados, 76 se ubican en Valles Centrales, 66 en el Istmo, 46 en la Costa, 39 en la Sierra Sur, 39 en la Mixteca, 18 en la Cuenca del Papaloapan, 14 en la Sierra Norte y siete en la Cañada.

A la fecha, este instituto tampoco ha precisado el avance de obras y en cuántas escuelas de las previstas ya se aplican los recursos federales. EL UNIVERSAL buscó a Orlando Hernández, titular del Iocifed, pero éste se negó a la entrevista.

“Se endeuda a los planteles”

En Oaxaca, el programa comenzó en febrero de 2016 con los trabajos realizados en la primaria Emiliano Zapata, en Miahuatlán de Porfirio Díaz, de la Sierra Sur. A más de un año de las obras, el secretario general de la Sección 22 del SNTE, Eloy López Hernández, considera que la rehabilitación quedó inconclusa y los 2 millones de pesos asignados a esta institución fueron aplicados con opacidad por parte de autoridades. Esa situación ha sido tomada por el magisterio como justificación para oponerse a dicho programa.

“Escuelas al CIEN es una iniciativa que no es conveniente porque tiende a la privatización de la educación, pero sobre todo embarga a los municipios que aceptan este tipo de programa. No vamos a aceptar porque es un endeudamiento de aproximadamente 25 años”, señaló el líder sindical a EL UNIVERSAL.

Para el dirigente sindical, el supuesto endeudamiento se da porque los directivos y padres de familia tienen que entregar las escrituras de las escuelas para que sean rehabilitadas. Esa versión es rechazada por el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), dependencia que negó que se solicite dicha documentación y explicó que es una justificación del magisterio por su rechazo a la reforma educativa.

Precisó, además, que el total de los recursos para la mejora de cada escuela es propiedad del gobierno federal, sin solicitar dinero ni escrituras a los padres de familia o autoridades locales.

Tras los sismo de septiembre, el IEEPO confirmó que un porcentaje del dinero de Escuelas al CIEN se utiliza para la reparación de los planteles afectados, principalmente en el Istmo. No obstante, no detalló el monto.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS