Sale de NL caravana con 130 tons de víveres para Oaxaca

Se trata de la colecta realizada por la Cruz Roja y se colocó en seis tráileres
23/09/2017
14:21
David Carrizales / Corresponsal
Monterrey
-A +A

La Cruz Roja Metropolitana, envió este sábado con destino a Oaxaca, una caravana de seis tráileres con más de 130 toneladas de víveres, artículos de aseo personal, limpieza y herramientas para rescate entre otros artículos de primera necesidad, donados por ciudadanos de la entidad, para apoyar a los damnificados por los sismos de los últimos días.

La delegación de la benemérita institución, que se localiza en la avenida Alfonso Reyes, pareciera ser una colmena por la gran actividad de ataviados con chalecos color naranja, despliegan cientos de voluntarios, que trabajan de siete de la mañana a nueve de la noche, recibiendo donativos, clasificándolos y llenando cajas donde se especifica si contienen artículos para bebé, alimentos, artículos de limpieza, o de higiene personal.

Adultos mayores de ochenta años, niños desde cinco hasta diez acompañados de sus padres; pero sobre todo adolescentes y jóvenes de un rango de 15 a 25 años de edad, trabajan intensamente según sus posibilidades y aptitudes, porque para todos hay tareas qué desempeñar.

Eduardo Vargas, instructor para el uso de montacargas, que actualmente trabaja para la instalación de una fábrica en Torreón, Coahuila, aprovechó su día de descanso para ofrecer sus conocimientos en la materia. Pretendía que le autorizaran vacaciones para apoyar el mayor tiempo posible, tal como lo hizo durante la emergencia que provocó el huracán Alex, pero esta vez deberá regresar el lunes a terminar el trabajo que tiene pendiente en el vecino estado.

Yareli, una veinteañera delgadita que estudia Enfermería y trabaja realizando prácticas de la carrera que escogió para desarrollarse profesionalmente, también se da tiempo para dedicar cuatro horas diarias al voluntariado, sin importar la fatiga y falta de sueño.

Mientras en los patios de la Cruz Roja, unos clasifican, ordenan y empacan, y en la entrada otros reciben los donativos que lleva la gente de toda condición económica, a pie, en carro, o en camionetas, con la carga de sus 70 años, don Agustín Cortés, lleva sobre el hombro una, y después otra caja con manzanas, que compró en el mercado, especialmente para los voluntarios.

Y así minutos más tarde, llegan en carro un matrimonio joven con sus dos hijos, con una dotación de tacos para saciar el hambre de los cerca de 200 voluntarios que a eso de las diez de la mañana estaban en la Cruz Roja; pero, aunque un coordinador los llamó varias veces “a comer”, concentrados en su actividad, casi nadie atendió la invitación.

A eso de las nueve y media de la mañana de este viernes, de pronto llegó a la institución de socorro, un contingente de elementos de la Policía Militar se apostaron en la entrada, para apoyar el arribo de un camión donde iba más tropa al mando del coronel de infantería, Miguel Marroquín Carreón, con un cargamento de arroz, frijol, sardinas, papel higiénico, palas, picos y demás artículos de primera necesidad, que fueron donados por elementos de la Séptima Zona Militar.

Inmediatamente después ser guiados por sus maestras, llegaron estudiantes de primaria y secundaria del Colegio Bilingüe República Mexicana, del municipio de Apodaca, con donativos del alumnado. Acompañados por su maestra Bety Lara, hicieron lo propio los alumnos de la secundaria, Rómulo Garza, de la colonia Industrias del Vidrio, quienes además escribieron sobre las cajas con víveres frases de aliento, para los damnificados, como “Canta y no llores”, que incluye la canción “Cielito Lindo”.

Y así, unos llevan despensa y al mismo tiempo piden su registro como voluntarios, otros que sólo llevan víveres y se retiran a su trabajo o a la escuela, otros que dan su tiempo para ayudar, la sociedad nuevoleonesa se ha volcado para apoyar a los hermanos en desgracia de otras latitudes del país. Si hoy fueron seis tráileres con 130 toneladas para Oaxaca, el jueves fueron dos tractocamiones con 52 toneladas para Chiapas.

Los donativos siguen fluyendo, apenas salió la caravana de tráileres escoltada por una ambulancia, otros vehículos pesados tomaron su lugar, para seguir enviando alimentos y otros artículos a donde más hagan falta. Y no es el único punto de dónde están saliendo apoyos, porque hay grupos que han viajado por sus propios medios, para entregar directamente la ayuda a los afectados.

sjno

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS