Reportan presunto artefacto en ferry de Barcos Caribe

Empresa Barcos Caribe reportó el hallazgo a la Semar; no representa peligro para pasajeros: gobierno estatal
El artefacto, presumiblemente explosivo, fue encontrado en la parte inferior de la embarcación Caribe II. Fue descrito como un objeto largo, recubierto por un tubo de PVC y amarrado con una manguera a la nave (CORTESÍA BARCOS CARIBE)
02/03/2018
00:20
Adriana Varillas / corresponsal
Cancún, Quintana Roo
-A +A

[email protected]

La empresa Barcos Caribe reportó a la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), la existencia de un artefacto, presumiblemente explosivo, colocado en una pala del lado del estribor, en la parte inferior de su embarcación Caribe II, que se encontraba anclada junto con la Caribe III, frente a las costas de Cozumel.

Sobre el hecho, el gobierno de Quintana Roo indicó que la embarcación “no representó, ni representa”, ningún peligro para los pasajeros cotidianos de la isla, ni para las y los turistas que visitan el estado.

Mediante un comunicado, emitido la noche del jueves, la administración del Ejecutivo estatal, Carlos Joaquín, informó que un reporte preliminar de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (APIQROO), precisa que la embarcación Caribe, llevaba 10 meses sin operar, por lo que carecía de concesión para navegar y se encontraba a 500 metros de las costas cozumeleñas.

Personal de la gerencia de Operaciones de las embarcaciones confirmó a EL UNIVERSAL que la instrucción que recibieron de la Marina, tras reportar el artefacto, fue desalojar al personal a bordo y esperar el arribo del Escuadrón Especializado en Dinamita y Explosivos.

Estos hechos ocurren a una semana de que se registrara una explosión en el interior de la embarcación Caribe, que se encontraba atracada en el muelle fiscal de Playa del Carmen, que dejó como saldo 26 personas afectadas, 18 de ellas con lesiones.

La gerencia de operaciones de la naviera Impulsora Marítima de Quintana Roo y del Caribe, cuya razón social es Barcos Caribe, detalló que el miércoles recibieron la notificación por parte de la Administración Portuaria Integral del estado (APIQROO), de que no podían permanecer en el muelle, sin dar una explicación o argumento, por lo que se decidió fondear las dos embarcaciones y darles mantenimiento.

Este jueves, al rededor de las 15:30 horas, los buzos que trabajaban encontraron un artefacto largo, recubierto por un tubo de PVC y amarrado con una manguera a una pala del lado del estribor de la Caribe II.

Uno de los trabajadores notificó el hallazgo y el capitán de Operaciones ordenó que el personal a bordo pasara a la embarcación Caribe III, al tiempo en que se daba parte a la Semar, acerca de una “situación alarmante”.

El barco, fondeado a 300 metros de la costa, frente a la Capitanía de Puerto de Cozumel, es vigilado y se espera la llegada de personal especializado para revisarlo y evaluarlo.

Sobre el tema, la APIQROO respondió que no existe por el momento una postura oficial sobre los hechos.

La semana pasada, el gobernador del estado, Carlos Joaquín, confirmó que personal del FBI se había incorporado a las labores de investigación emprendidas por la Procuraduría General de la República (PGR) y la Fiscalía General de la entidad, para esclarecer las causas de la explosión en la embarcación Caribe.

“Yo creo que vale la pena una investigación muy interesante, muy completa, y hablamos otra vez de un tema de transparencia que nos interesa conocer a todos, cuál fue el motivo real de que esto ocurra”, declaró, el 23 de febrero pasado, en Cancún.

Emiten alerta. El Departamento de Estado de Estados Unidos publicó la noche de este jueves una alerta de seguridad, en la que previene a sus ciudadanos y prohíbe a sus empleados de gobierno utilizar todos los transbordadores turísticos en la ruta Playa del Carmen-Cozumel, “hasta nuevo aviso”, luego del reporte hecho por Barcos Caribe.

La alerta señala que autoridades mexicanas encontraron artefactos explosivos sin detonar, en un transbordador turístico que opera entre Cozumel y Playa del Carmen, en la zona norte de Quintana Roo.

Hasta ahora, el gobierno del estado de Quintana Roo no ha expresado su postura sobre la alerta del gobierno estadounidense.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS