Remueven al auditor superior de Nayarit

Legisladores acusaron la cercanía entre Roy Rubio Salazar y el ex gobernador de la entidad, Roberto Sandoval
20/10/2017
16:19
Raúl Torres / Corresponsal
Nayarit
-A +A

El Congreso de Nayarit removió de su cargo al auditor superior del estado, Roy Rubio Salazar, uno de los hombres de confianza del ex gobernador, Roberto Sandoval Castañeda, por aceptar en el ejercicio de su función otro cargo con remuneración: una notaría pública.

La remoción del funcionario fue aprobada con 21 votos a favor y seis abstenciones en sesión del Congreso.

En 2013, Sandoval impulsó una reforma para ampliar de 4 a 8 años el periodo legal del auditor con oportunidad de ser ratificado por un periodo más; al hacerlo, quitó del cargo a Salvador Íñiguez Castillo, que ni siquiera había concluido su periodo como auditor y promovió a quien fue su contralor en el gobierno del estado, Roy Rubio.

Además, para que Rubio pudiera ser nombrado se modificó el artículo 121 de la Constitución del estado para eliminar el requisito de tener que haber renunciado al cargo de secretario de Estadocon al menos un año de anticipación.

La cercanía entre el mandatario y el auditor quedó de manifiesto el 3 de agosto de 2016, cuando en el Periódico Oficial del Estado de Nayarit se publicó el “Acuerdo Administrativo que tiene por objeto conceder al Licenciado Roy Rubio Salazar la Patente de Notario Suplente adscrito a la Notaría Pública Número 3, de la Segunda Demarcación Notarial con residencia en San Blas, Nayarit”.

La llegada de Rubio como auditor fue cuestionada debido a que en dos ocasiones la Secretaría de la Función Pública lo inhabilitó por periodos de un año por su mal desempeño como funcionario del Sistema de Administración Tributaria; sin embargo, el gobernador logró imponerlo a través de su mayoría en el Congreso local.

Recordando lo anterior, el diputado Leopoldo Domínguez González, presidente de la Comisión de Gobierno de la actual legislatura, señaló: “fue juez y parte, debe ser removido, pues debemos tener temor al desacato de la voluntad popular que se reflejó el 4 de junio. Los ciudadanos dijeron basta a los funcionarios corruptos y ausentes de autoridad moral, por lo que debemos generar confianza y certeza en la gente, que tanto espera de nosotros”.

Al discutir el decreto, los legisladores del Partido Acción Nacional (PAN), Rodolfo Pedroza Ramírez y Librado Casas Ledezma, argumentaron que además de la falta grave por la aceptación de la notaría, este conflicto de intereses le impedía fiscalizar con imparcialidad al gobernador del estado.

Por su parte los diputados del PRD, Érika Leticia Jiménez Aldaco, Margarita Morán Flores e Ismael Duñalds Ventura, calificaron como urgente la remoción del auditor superior de Nayarit, toda vez que incurrió en faltas graves que generan la pérdida de la confianza y que no se debe continuar con la impunidad.

“En la Secretaría de Salud hay un desfalco por mil millones de pesos y no hay ninguna observación en las cuentas públicas por parte de la Auditoría Superior”, señaló Jiménez.

La coordinadora parlamentaria del Partido del Trabajo, Marisol Sánchez Navarro, opinó que funcionarios como Rubio desprestigian el servicio públlico.

“Con la remoción se está actuando en contra de la corrupción; Roy Rubio era parte del círculo íntimo y cómplice de Roberto Sandoval, ya que no se imponían sanciones a los funcionarios corruptos; por ello es saludable dejar en manos confiables y gente honesta en la Auditoría Superior de Nayarit”, dijo.

Por parte de la fracción parlamentaria del PRI los diputados Juan Carlos Ríos Lara y Jesús Armando Vélez Macías expresaron que al hacer la remoción del funcionario no se hace el proceso legislativo debido y propusieron que el próximo auditor sea avalado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS