Recuerdan a víctimas de protesta por gasolinazo

Hace un año, dos jóvenes murieron durante manifestaciones; familiares denuncian que los apoyos tardaron un año en llegar
A la marcha acudieron casi un millar de personas. La convocatoria fue en el lugar conocido como Las Huastecas. Desde ahí, caminaron hasta el centro. (DINORATH MOTA. EL UNIVERSAL)
06/01/2018
03:09
Dinorath Mota / Corresponsal
Ixmiquilpan.
-A +A

[email protected]

El 5 de enero de 2017 ha quedado marcado en la memoria de los habitantes de este municipio. La presencia de los vecinos en las calles, el enojo por el alza a las gasolinas, el himno nacional en garganta de quienes se enfrentaban a toletes o escudos y la muerte de dos jóvenes están ahí, en el recuerdo.

A 365 días de esos hechos, la gente nuevamente salió. Esta vez lo hicieron para conmemorar a los dos jóvenes que murieron en las protestas.

Los habitantes del municipio y el alcalde Pascual Charrez hicieron un llamado a la paz.

A la marcha acudieron casi un millar de personas. La convocatoria fue en el lugar conocido como Las Huastecas. Desde ahí, caminaron con pancartas hasta el centro de la ciudad.

Con el brazo en alto, los pobladores recordaron el 5 de enero de 2017. En víspera de Reyes y tras tres días de bloqueos, la inconformidad por el gasolinazo crecía.

Las fuerzas federales, en un intento por desalojar la carretera federal México-Laredo, dispararon en contra de la multitud. El saldo fue la muerte de Alan Gutiérrez y Fredy García.

La procuraduría de justicia estatal inició dos carpetas de investigación al respecto; sin embargo, el caso fue transferido a la PGR y a la fecha no existe ninguna resolución sobre los presuntos responsables. En este primer aniversario el edil hizo un llamado al gobierno federal para que no haya nuevos intentos de “represión en el municipio”. También llamó a los soldados y policías a unirse al pueblo.

La fecha, fatídica para Ixmiquilpan, también fue conmemorada por el Movimiento 5 de enero. En el lugar donde fallecieron los dos jóvenes se rindió un homenaje.

Un templete con las fotografías de Fredy y Alan sirvieron de marco para que activistas recordarán y repudiaran la violencia. Para la madre de Fredy Cruz, el 5 de enero ha sido el más triste de su vida. Entre lágrimas exigió justicia para su hijo. Asimismo, denunció que algunos de los apoyos prometidos tardaron un año en llegar y otros jamás fueron cumplidos.

Gerardo Fernández Noroña, aspirante a la candidatura indepependiente de la presidencia de México, acudió como invitado. Lamentó la muerte de los muchachos y resaltó que la lucha por recuperar el país debe continuar.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS