Recibirán migrantes en Puebla asesoría jurídica para solicitar refugio

Los centroamericanos, que participan en la caravana, pasaron la noche en los albergues que ofreció la Iglesia católica del estado (OMAR CONTRERAS. EL UNIVERSAL)
06/04/2018
01:53
Redacción
-A +A

Puebla.— La tarde de ayer arribaron a Puebla decenas de migrantes que forman parte de la caravana Viacrucis Migrante 2018, que inició en Tapachula, Chiapas, el pasado 25 de marzo con más de mil 200 participantes.

Los centroamericanos pasaron la noche en los albergues que ofreció la Iglesia católica del estado y este viernes tienen previsto recibir asesoría jurídica de universidades sobre la solicitud de refugio humanitario que pretenden pedir en Estados Unidos.
caravana_del_mmigrante_en_puebla_4.jpg

Melvin y Selvin, de origen hondureño, forman parte del contingente que arribó. Ambos se refugiaron en la Parroquia de la Asunción, donde comieron y descansaron.

Traen poca ropa para el recorrido que realizarán y no pierden la esperanza de que conseguirán su sueño de cruzar la frontera norte y mejorar sus vidas.

Selvin, de 29 años, mencionó que en su país no hay oportunidades de empleo y busca por tercera ocasión llegar al extranjero mediante la caravana migrante que estará hasta el domingo en Puebla. 

Muestra nerviosismo y revela que ya en dos ocasiones se subió a La Bestia. En la primera, recuerda, llegó al punto de reunión en Chiapas, donde lo asaltaron y arrebataron 10 mil pesos hondureños que servirían para su recorrido en México.
caravana_del_mmigrante_en_puebla_2.jpg

Continuó sin dinero y durante el trayecto fue atrapado por autoridades migratorias y deportado a su país de origen.
Tiempo después, se subió otra vez al tren para iniciar con su recorrido, pero otra mala jugada se le atravesó y un fuerte dolor de rodilla lo obligó a entregarse a las autoridades para recibir atención médica y volvió a ser deportado.
caravana_del_mmigrante_en_puebla_1.jpg

En éste, su tercer intento, convenció a Melvin, de 24 años, para que ambos crucen la frontera de México con Estados Unidos.

Selvin y Melvin tienen un mejor plan y saben que La Bestia no es la opción de traslado desde Chiapas, por eso viajan en la caravana migrante para llegar a la Ciudad de México donde intentarán usar otra vez el ferrocarril.

La caravana migrante tiene sus reglas y prohíbe a sus integrantes tomar bebidas alcohólicas, de lo contrario serán expulsados de los autobuses.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS