Reanuda operaciones minera en Guerrero tras 87 días de paro

Los representantes de la empresa canadiense “Media Luna” esperan que a finales de año puedan recuperar las pérdidas que calificaron de “catastróficas”, por un valor de 18 mdd
30/01/2018
22:47
Juan Cervantes / Corresponsal
Chilpancingo, Gro.
-A +A

Luego de 87 días en paro de labores por la titularidad del contrato colectivo de trabajo entre la CTM y el Sindicato Nacional Metalúrgico de la República Mexicana(SNMRM), la empresa minera canadiense “Media Luna”, del consorcio Torex Gold Resource, reinició labores, luego que el ejército mexicano, policías estatales y federales, retomaron el control de sus instalaciones ubicadas en la región del Nuevo Balsas.

Mediante un comunicado de prensa el representante de Torex Gold Resource, Ford Stanford, y el director de Asuntos Corporativos, Alfredo Phillips, dieron a conocer que el reinicio de la extracción de minerales se hizo con 200 de los aproximadamente mil trabajadores pero esperan que a finales del mes de febrero lo hagan el 100 % para recuperar las pérdidas que calificaron de “catastróficas”, por un valor de 18 millones de dólares.

El paro laboral estalló el 3 de noviembre del año pasado en reclamo de que la titularidad del contrato colectivo de trabajo pasara de manos de la CTM al SNMRM, ante lo cual los representantes del consorcio canadiense dijeron que debe seguir el curso legal ante la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje porque el sindicato cetemista es el que ostenta su titularidad.

La recuperación de las instalaciones de la minera “Media Luna” se produjo el fin de semana de este mes, luego que ocho trabajadores de esa empresa fueron retenidos por sus compañeros en paro lo que originó que el gobierno estatal y federal enviara efectivos para lograr su rescate y recobrar el control de las instalaciones de la minera canadiense.

Los representantes de la empresa minera “Media Luna” dijeron que los 87 días que duró el paro laboral “fueron momentos difíciles para miles de personas y reconocemos que el gobierno estatal hizo un gran esfuerzo para encontrar una solución negociada, cuando las condiciones no estaban disponibles se tomaron las acciones apropiadas para recuperar el orden y el estado de derecho, apreciamos que lo hicieron sin el uso de la fuerza, es satisfactorio regresar a los trabajos”.

Advirtieron que por el momento congelaron nuevas inversiones hasta que haya garantías de seguridad en Guerrero porque por el momento no ven garantías de que se respete el estado de derecho y aseguraron que hasta el momento ningún funcionario o grupo criminal han intentado extorsionarlos, pero que si llegara darse el caso se irían del estado.

msl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS