Realizan misa por víctimas mortales del 19-S en Jojutla

En Jojutla, 17 de las víctimas murieron el día del temblor, el 19 de septiembre, las 10 restantes murieron al pasar de los días a consecuencia de sus heridas
(Foto: Tony Rivera/EL UNIVERSAL)
20/10/2017
19:55
Justino Miranda / Corresponsal
Jojutla, Morelos
-A +A

La ronda de caballetes colocada en la explanada del municipio de Jojutla no soportó cuadros sino los nombres de 27 víctimas mortales del terremoto del pasado 19 de septiembre. Todos fueron objeto de una misa oficiada por el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro.

20 mujeres y siete hombres se revelaron ante la multitud que se congregó frente al derruido palacio municipal, sobre la calle Constitución del 57 para rendirle homenaje a sus muertos. En ese lugar participó la Policía Federal y las trompetas de sus elementos entonaron el toque de silencio, lo que reforzó el ambiente lúgubre y provocó el llanto de los vecinos que perdieron a sus familiares en el terremoto.

jojutla.jpg
(Foto: Tony Rivera/EL UNIVERSAL)

El obispo se acompañó de una docena de sacerdotes de la zona sur para pedir por el descanso de en memoria de Jequelia Cuevas Álvarez, Alberto Felicitas, Rodolfo Olivares Fandiño, Mónica Peña Martínez, Alicia Méndez Pérez, José Octavio Baena Gutiérrez, Karla Cisneros Ávila, Albina Launas García, María Patrocinio Gutiérrez Hernández, Gloria Arcos Carpio, Amor de Guadalupe Romero, Consuelo Sánchez Rosillo, Ruth Almanza González, Bertha Maldonado Mojica; Alejandro Martínez, Sarah Sofía Gil Celis, Samara Betzabé Celis Farias, Victoria Ávila Rodríguez, Dalia Haro Comonfort, Gabino Héctor Albarrán Benítez, Alix Marisol Castrejón Guzmán, Laura Celina Casas Barba, Ángel Matías, Carolina del Socorro Portillo Neri, Daniel Mateo Novoa Cruz y Martha Leticia Cruz Aguirre.

17 de las víctimas murieron el día del temblor, las 10 restantes murieron al pasar de los días a consecuencia de sus heridas.

El obispo de Cuernavaca pidió a los feligreses tener fe, ánimo, pero una joven no soportó y rompió en llanto, luego colocó una rodilla sobre el piso y se puso a orar. La madre de la joven se mostró ausente, dolida, lloró todo el acto, sus padres estaban en casa cuando ésta se vino abajo.

jojutla1.jpg
(Foto: Tony Rivera/EL UNIVERSAL)

Detrás de ellas, más mujeres no pudieron contener el llanto. “Sé que hay demasiado dolor, demasiadas heridas que no han cerrado”, compartió Castro Castro.

Luego del sermón repartieron hojas blancas para que dolientes escribieran una carta de agradecimiento a quien quisieran, enseguida fueron recogidas y amarradas con un listón rojo.

Al término de la misa, el padre Luis Millán llevó una reflexión que hizo llorar aún más a los familiares y conocidos de las víctimas, que murieron principalmente entre las colonias Centro, Emiliano Zapata, Benito Juárez y la calle Ricardo Sánchez, todas devastadas.

Mas tarde los familiares se colocaron a un costado de los caballetes. Una mujer lloró desconsolada frente a la imagen de su madre, otra más apenas rozó el papel con el nombre de su hija.

jojutla2.jpeg
(Foto: Tony Rivera/EL UNIVERSAL)

El alcalde de Jojutla, Alfonso de Jesús Sotelo Martínez, apretó fuerte la mano de su esposa, se secó las lágrimas con la manga de su camisa y trató de confortar a quien tuvo en frente. Minutos más tarde develó la placa conmemorativa colocada en una jardinera, donde un árbol fue sembrado a modo de memorial.

Los familiares se reconfortaron entre sí, se despidieron de conocidos y desconocidos y emprendieron el regreso a casa, lo que queda de ellas o alguno de los campamentos de casas temporales que fueron colocados en las zonas más devastadas, a continuar con su vida.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS