Protesta en Chenalhó termina con actos vandálicos

Manifestantes del "Movimiento Medrano" reclaman el incumplimiento en la entrega de recursos estatales para realizar obras públicas en comunidades desde 2016
(FOTO: Alejandra Chávez. EL UNIVERSAL)
09/01/2018
16:36
Oscar Gutiérrez / Corresponsal
TUXTLA GUTIÉRREZ, CHIS.
-A +A

Habitantes de diferentes comunidades del municipio de Chenalhó que reclaman la construcción de obras públicas, pago de aguinaldos, sueldos e indemnizaciones, vandalizaron el acceso principal del Palacio de Gobierno en Tuxtla Gutiérrez.

Acompañados de 63 agentes municipales, alrededor de 400 indígenas exigieron atención gubernamental y solución a sus demandas, hechas desde el 2016.

Un grupo de encapuchados, armados con tubos y palos, arrancaron parte de la reja de protección del edificio, rompieron cristales y destruyeron dos cámaras de video de la entrada principal.

Policías antimotines de la Secretaría de la Seguridad y Protección Ciudadana y municipales establecieron un cerco de resguardo y protección alrededor del inmueble para disuadir y prevenir nuevos hechos violentos.

Fidel Arias Pérez, uno de los voceros del “Movimiento Medrano” de Chenalhó, declaró que los manifestantes reclaman el incumplimiento del gobierno estatal en la entrega de recursos para realizar obras públicas en comunidades “las cuales no se ejecutan desde 2016 bajo la complacencia de la alcaldesa Rosa Pérez Pérez, quien no gobierna para todo sino sólo para sus seguidores”.

Esta situación propició que no se paguen aguinaldos y se retengan sueldos de empleados de la administración local.

Agregó que otra demanda es el pago de indemnizaciones a deudos de Jonhy Orlando Vázquez Ruíz, asesinado en febrero de 2017, y de Lorenzo Santis Álvarez, ultimado en marzo de ese mismo año, derivado del conflicto político poselectoral y la pugna por la presidencia del Ayuntamiento entre Rosa Pérez y el actual síndico, Miguel Santis Álvarez.

Tras la muerte de Jonhy Orlando Vázquez y Lorenzo Santis quedaron seis menores huérfanos.

Fidel Arias afirmó que los manifestantes acudieron pacíficamente y que las acciones violentas fueron “un llamado de atención al gobierno estatal” con quien el “Movimiento Medrano” y los inconformes de Chenalhó han suscrito cinco minutas que no se han cumplido.

Los indígenas tzotziles colocaron mantas alusivas a sus demandas.

Policías antimotines mantienen un circuito de seguridad en torno al edificio gubernamental, donde una comisión de inconformes aguarda una reunión con funcionarios del gobierno estatal.

msl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS