Priístas buscan recuperar gobierno en Puebla

Tres aspirantes dicen que acabó era de Moreno Valle; prometen unidad, pero dos no creen que perderán candidatura
27/08/2017
02:26
Edgar Ávila / Corresponsal
Puebla.
-A +A

[email protected]

Con la premisa de mantener la unidad partidaria y recuperar la gubernatura de Puebla en 2018, tres priístas de cepa buscan la candidatura del Partido Revolucionario Institucional (PRI); vamos a desterrar al morenovallismo, coinciden.

Se trata de Enrique Doger Guerrero, ex rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, ex edil de Puebla y actual delegado del IMSS; Juan Carlos Lastiri, ex subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional de la Sedesol y actual delegado de Sedatu, y Jorge Estefan Chidiac, diputado federal y dirigente estatal del PRI.

Los tres consideran que ha llegado el momento de desterrar al grupo del ex gobernador Rafael Moreno Valle, porque —dicen— junto con el PAN se han ido debilitando sus alianzas; para ello prometen unidad, pero dos no aceptan que podrían perder la candidatura.

Estefan pide inclusión. En la designación del candidato a la gubernatura, afirma Jorge Estefan Chidiac, ningún grupo se debe avasallar o adueñar de todas las posiciones que estarán en disputa.

Aclara que jamás ha manifestado públicamente que busca ser abanderado, pero agradece a los que los incluyen en la terna final por su trayectoria y trabajo.

El ex funcionario en el gobierno de Manuel Bartlett Díaz y Mario Marín dice que el PRI tiene que hacer un ejercicio sereno, frío, racional, basado en números y en la capacidad de unificar a través de una designación justa, equilibrada, creíble, transparente y con piso parejo.

“Donde todos los aspirantes tengan la misma oportunidad y escojan al mejor hombre y mujer con mayores condiciones de ganar tanto por posicionamiento y por capacidad, no es suficiente el posicionamiento si existen confrontacones y tampoco es suficiente sumar al liderazgos si no tenemos perfil para ganar”, sentencia.

Proveniente de una familia de priístas, deja en claro que jamás abandonaría el Revolucionario Institucional, así le nieguen candidaturas y le pidan que apoye las elecciones desde el Comité Estatal.

Podemos ganar: Doger. “Yo sólo pienso en ser candidato a gobernador”, aclara Enrique Doger Guerrero, ex rector de la BUAP.

El poblano, quien busca por segunda ocasión ganar el proceso, se niega siquiera a hablar de la posibilidad que no pueda ser electo.

El actual delegado del IMSS en Puebla reconoce que muchos dicen que les toca y que la merecen, pero afirmó que la candidatura es según las circunstancias y el momento en que se define.

En la elección del año pasado, Doger fue relegado y la candidatura se la otorgaron a la senadora Blanca Alcalá, quien no logró ganar los comicios, por lo que ahora el priísta dice que ni siquiera piensa en la posibilidad que le den una posición en el Senado como consuelo.

El ex diputado considera que el reto que tiene su partido es recuperar el gobierno, hacer una campaña que dé respuesta a los ciudadanos y tener personajes competitivos, puesto que cada vez las elecciones son más complejas.

Que ciudadanos elijan: Lastiri. Juan Carlos Lastiri, delegado de Sedatu, considera que el PRI tiene que ser lo suficientemente maduro e inteligente para postular un candidato competitivo, tener a un partido bien organizado y con estructuras.

“Mi objetivo es ser candidato del PRI a la gubernatura”, insiste y añade que hay una real posibilidad de una alternancia, porque “la era de Moreno Valle está llegando a su fin”. El abanderado, dice, debe salir de una consulta a la base, pero también demanda que nadie se entrometa en la elección de candidatos a alcaldías, diputaciones locales y federales para que sean los ciudadanos quienes las impulsen y generen votos al tricolor.

“Si empezamos a meter las manos en las regiones y empezamos a trastocar las decisiones vamos a perder; dejemos que sea la ciudadanía la que decida y presentemos una gran cantidad de candidatos desde abajo, de inclusión y apertura y aseguro que vamos a ganar”.

Llama a su partido a no temer a una consulta a la base y se saque al candidato competitivo y fuerte que tenga la fortaleza del voto duro, pero también el apoyo de una parte de los ciudadanos. Afirma que jamás abandonaría al PRI si en una consulta a la base no es electo como candidato, porque “seré factor de unidad”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS