Preparan reordenamiento en reclusorios de la entidad

El Cereso de La Paz presenta vulnerabilidades, pues su construcción data de 1975 y ya se encuentra en de la zona urbana, indica la SSP estatal. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
19/04/2018
03:36
Gladys Navarro
-A +A

Tras el motín del pasado 7 de abril en el penal de La Paz, Baja California Sur, autoridades informaron que llevan a cabo un reordenamiento en los cuatro centros penitenciarios del estado, pues han detectado en su operación diversas irregularidades, contrarias a la Ley Nacional de Ejecución Penal.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Germán Wong, secretario de Seguridad Pública de Baja California Sur, señaló que en principio trabajarán en reacomodar el penal de La Paz —de mediana seguridad y con una población de 592 internos— bajo cuatro ejes: infraestructura, calidad de vida, seguridad y respeto a la normatividad.

Reconoció que el Centro de Reinserción Social de La Paz presenta vulnerabilidades, pues de entrada, su construcción es de 1975 y requiere inversión en infraestructura.

Añadió que a su llegada a dicha secretaría, de la que depende el sistema penitenciario estatal, así como desde el arribo del director del penal, Andrés Martínez, el 26 de marzo pasado, se hizo un diagnóstico de la situación que prevalecía y arrojó que “no había control de muchos productos que entraban y que podían implicar riesgos para los propios internos y para el personal”.

Agregó que “operaban tiendas y comedores por costumbre” y que no tendrían que haberse permitido. Tampoco se tenía un control de visitas, en días y horarios. “Los visitaban el día que fuera a la hora que quisieran”, expresó.

Por ello, dijo, la molestia de los internos y de allí se habría desatado el motín, cuando las autoridades retiraron electrodomésticos (televisiones, refrigeradores, estufas, licuadoras), celulares y armas caseras.

El titular de la SSPE aseguró que los internos ya han podido ver a sus familiares a través del locutorio y el próximo fin de semana podrán tener visitas directas; sin embargo, aún se encuentran en sus celdas y saldrán a la rutina de patio hasta la próxima semana, una vez concluidas las tareas de limpieza.

EL UNIVERSAL conversó con la madre de un interno, quien pidió el anonimato, y señaló que algunos familiares se organizan para seguir protestando a raíz del motín, por mejores condiciones sanitarias y la agilización de procesos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS