Plan de manejo en Yum Balam “debe salvar a Holbox”: CEMDA

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental afirmó que en la elaboración del Plan de Manejo para el Área Natural Protegida se debe privilegiar la conservación y el manejo sustentable de sitios como Isla Grande y Chiquilá
Plan de manejo en Yum Balam “debe salvar a Holbox”: CEMDA
Foto: Adriana Varillas / EL UNIVERSAL
20/05/2018
15:22
Adriana Varillas / corresponsal
-A +A

Una vez que la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) anunció su retorno a la mesa de trabajos del Consejo Asesor para elaborar el Plan de Manejo de Yum Balam, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) afirmó que debe privilegiarse la conservación y el manejo sustentable de sitios como Isla Grande, en Holbox, y Chiquilá, en la zona continental, a través del proceso de Tercería.

“El objetivo es lograr el Plan de Manejo para el Área Natural Protegida y salvar a la isla de Holbox de la degradación ambiental”, sostuvo hoy la organización.

La Tercería es una figura no contemplada por la legislación ambiental para la elaboración de Programas de Manejo, pero que fue acordada por el Consejo Asesor y la Conanp, para fungir como una suerte de árbitro, recopilando toda la información técnica, ambiental y jurídica que existe sobre Isla Grande y Chiquilá, a fin de presentar una propuesta de manejo sustentable de ambos lugares.

El 23 de abril pasado, la Conanp había anunciado, en sesión del Consejo Asesor de Yum Balam, su retiro de la mesa de trabajo, debido a la expedición unilateral del Programa de Desarrollo Urbano (PDU) de Lázaro Cárdenas, por parte del ayuntamiento.

Además de quebrar los acuerdos, el PDU resultaba inconstitucional, de acuerdo con la Conanp y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), ya que se ubicaba a Isla Grande como “centro de población”, cuando no lo es y pese a estar dentro del Área Natural Protegida, lo que invadía competencias federales y está prohibido por la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA).

En esa misma sesión, se sometió a votación -con abstenciones de la Conanp, de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente (SEMA) y de algunas organizaciones civiles- la elección de Stantec, la empresa que fungirá como Tercería.

Dicha compañía de origen canadiense cobrará medio millón de dólares, dinero que aportarán los dueños de las tierras que pretender ser desarrolladas en Isla Grande y Chiquilá, según lo informó ese día el presidente de la Fundación “Pedro y Elena”, Alberto Labastida.

La Conanp condicionó su regreso a la mesa de trabajo a la cancelación del PDU y fue secundada por la SEMA.

El tres de mayo, en sesión de Cabildo, el ayuntamiento canceló el PDU de Lázaro Cárdenas y el Plan Parcial de Solferino, expedidos el 13 de abril de este año y en 45 días a partir de entonces habrán de elaborar nuevos instrumentos de planeación, con asesoría del gobierno estatal y la participación de la ciudadanía.

En consecuencia, el 14 de mayo, la Conanp informó su retorno a la mesa de acuerdos y aclaró que la función de la Tercería es revisar si es posible desarrollar Isla Grande y Chiquilá y, de serlo, proponer un modelo sustentable para ambos sitios.

Al respecto, el CEMDA indicó que espera que las propuestas que arroje dicho proceso se sustenten en criterios técnicos y legales, que antepongan la conservación y el manejo sustentable de la zona, a cualquier otro interés.

El Área Natural Protegida de Yum Balam alberga tanto a Isla Chica como a Isla Grande de Holbox y lleva más de 20 años esperando por el Programa de Manejo que permita ordenar las distintas actividades que se llevan a cabo en la zona.

La zona no tienen instrumentos que encaucen su crecimiento, sus limites, restricciones ni lo que puede o no realizarse, excepto lo que marca el propio decreto como Área Natural Protegida.

De ahí que actualmente, Holbox enfrente un grave deterioro ambiental, agravado por el aumento en el número de visitantes, el crecimiento turístico e inmobiliario descontrolado, la tala ilegal de manglar, el manejo inadecuado de los residuos y la falta de un sistema efectivo para el manejo de las descargas de agua, entro otros, precisó el CEMDA.

"En Cemda hemos evaluado los diferentes escenarios que se tienen frente a este contexto y consideramos que tendremos mayor capacidad de incidencia si continuamos participando en el proceso de tercería.

“Nuestra razón principal es asegurar que los objetivos de conservación que se buscan para Yum Balam sean considerados en cada etapa del proceso", declaró Gustavo Alanís, presidente y fundador de Cemda, mediante un comunicado.

El activista recalcó que confían en que los resultados de esta tercería se apeguen a los objetivos que desde un inicio se plantearon y que citó: "Construir acuerdos por consenso entre los actores para definir un modelo de manejo integral considerando como principio fundamental la conservación y manejo sustentable de los ecosistemas presentes en la zona".

Añadió que el proceso debe privilegiar como ejes rectores la transparencia, la rendición de cuentas y la legitimidad.

“No puede tratarse de una mera expresión de deseos o la descripción de intereses", remarcó.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal