Piden ayuda a ONU para hallar a médico secuestrado en Chihuahua

Familia cree que fue privado de su libertad para tratar a heridos del crimen organizado
El doctor Blas Juan Godínez era el director de la Clínica Regional. Fue sacado de su hogar el 8 de noviembre por un grupo de hombres (LUIS FIERRO. EL UNIVERSAL)
22/11/2017
03:02
Luis Fierro / Corresponsal
Chihuahua.
-A +A

La familia del médico privado de la libertad por un grupo del crimen organizado en Gómez Farías, solicitó la ayuda del Consejo de Seguridad de la ONU, de Médicos Sin Fronteras y la Cruz Roja Internacional, para recibir asesoría sobre mecanismos legales y así presionar al gobierno mexicano para a dar con su paradero.

El doctor Blas Juan Godínez fue sacado de su hogar el 8 de noviembre por un grupo indeterminado de hombres. El médico era el director de la Clínica Regional, la cual pertenece a la Secretaria de Salud.

“Hasta el momento los secuestradores no se han comunicado para hacer demanda alguna. La falta de contacto refuerza una de las principales hipótesis del crimen: debido a su reconocida experiencia, al doctor Godínez se le pudiera estar obligando a tratar a pacientes heridos en los frecuentes enfrentamientos armados que se han estado suscitando en la región”, señala la misiva enviada a los tres organismos internacionales por el hijo del médico, quien se llama igual y ejerce la misma profesión.

Gómez Farías es un pequeño poblado al noroeste de la entidad, en el cual durante las últimas semanas se han presentado enfrentamientos entre dos bandas del narcotráfico, que se disputan las rutas para el trasiego de drogas a Estados Unidos.

“Las acciones de las autoridades hasta el momento han resultado inefectivas para localizar a mi padre y cada día se incrementa nuestro temor por su integridad física”, dice el texto.

El doctor Godínez expresó a EL UNIVERSAL que en los días recientes la Secretaria de Salud estatal ha enviado oficios dirigidos a su padre exigiéndole que reabra las instalaciones de la clínica, situación absurda dada su desaparición.

“Le solicito que el Hospital Comunitario de Gómez Farías sea abierto a la operación a la brevedad posible con el personal de base y por contrato de la Secretaria de Salud, comunicando a esta Dirección cualquier eventualidad que se presente”, señala el oficio DM- 0170756, firmado por el director Médico, Pedro Ramírez.

Algunos hospitales y clínicas cerraron sus operaciones durante varios días ante el temor de ser blanco de un atentado. La fiscalía local informó posteriormente que se asignaron agentes a cada centro de salud para que pudieran continuar sus labores.

La dependencia aseguró que destinó 250 oficiales a la región a fin de colaborar con los operativos de busqueda del médico y ofrecer seguridad a la población.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS