Tamaulipas. Acusan a esposo de mujer española de asesinarla

Señala PGJE contradicciones en declaraciones del esposo de María del Pilar Garrido Santamans; Juez ve elementos para considerarlo responsable
La española Pilar Garrido (izq.) desapareció hace 58 días. La versión que dio su esposo fue que dos jóvenes armados los interceptaron y se la llevaron (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
30/08/2017
02:41
Roberto Aguilar / Corresponsal
Ciudad Victoria
-A +A

[email protected]

Jorge “N”, esposo de la española María del Pilar Garrido Santamans, fue detenido por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) acusado de matarla e inventar una historia de secuestro por hombres armados.

A 58 días de la desaparición de la ciudadana española, el procurador general de Justicia, Irving Barrios Mojica, informó en conferencia de prensa en Ciudad Victoria que por parte del Ministerio Público existían indicios suficientes para considerar como probable responsable al esposo de Garrido del delito de homicidio.

“Por lo que se ejercitó acción penal en su contra ante el juez de control, quien estimó que los elementos aportados eran suficientes para librar la orden de aprehensión en su contra, misma que el día de hoy [ayer] fue cumplimentada”, dijo Barrios, quien estuvo acompañado del vocero en temas de Seguridad Pública, Luis Alberto Rodríguez.

Barrios recordó que el pasado 2 de julio la PGJE tuvo conocimiento de los hechos por parte del esposo de la víctima de que había sido privada de su libertad, a través de la Coordinación Estatal Antisecuestros; “sin embargo, fue hasta el día siguiente que presentó su denuncia ante la Agencia del Ministerio Público”.

Con el argumento de que traía a su hijo menor muy cansado y él se sentía muy mal, fue hasta el 3 de julio a su primera comparecencia, en la cual Jorge “N” narró su versión. Dijo que fueron interceptados por dos jóvenes armados cuando retornaban de la playa, aproximadamente a las 17:30 horas y que ellos se llevaron a Pilar.

Entre las primeras interrogantes que surgieron del caso, destacó que la familia jamás recibió una llamada para pedir rescate. Los sujetos tampoco se llevaron el vehículo ni dinero y dejaron libres al niño y al esposo. Desde el inicio de la búsqueda de la ciudadana española, las autoridades realizaron 30 entrevistas, 20 intervenciones periciales, siete inspecciones ministeriales y 10 operativos para hallar a Pilar, en los municipios de Soto la Marina y Abasolo.

Las acciones fueron por tierra y aire, con participación de las fuerzas federales y de seguridad regional de la Policía Federal, de la Unidad Especializada del Combate al Secuestro y de la Policía Investigadora de la PGJE.

Los operativos se basaron en el testimonio del esposo de la víctima, pero las autoridades encontraron diversas contradicciones, “esto llevó a redireccionar la búsqueda de la señora Garrido, lo que permitió que en la décima búsqueda se localizaran diversos restos óseos”.

El 26 de julio la Procuraduría informó del hallazgo en un paraje solitario del municipio de Villa de Casas. Junto a los restos hallaron unos jirones de ropa. Los análisis de laboratorio confirmaron que los restos sí correspondían a los de la mujer española desaparecida.

Para el 11 de agosto las autoridades le informaron a María Santamans Martín, madre de Pilar, el hallazgo. En tanto, en España, Raquel Garrido, su hermana, realizó una rueda de prensa en la que pidió que el gobierno español ratificara los estudios de ADN a los restos que la Procuraduría de Tamaulipas encontró.

Una situación que reveló ayer el procurador de justicia es que, de los dictámenes periciales realizados en colaboración con la división científica de la Policía Federal, “se determinó que la víctima falleció a consecuencia de asfixia mecánica en su modalidad de estrangulamiento y que presentaba lesiones tanto en nariz, cráneo y cuello”. Y agregó: “Mecánica de muerte que es de mencionar no corresponde al modo de operar de los grupos delincuenciales”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS