Persiste temor en territorio en disputa entre Chenalhó y Chalchihuitán

Nicolás Pérez Girón, presidente de Bienes Comunales de Chalchihuitán, informó que se reiniciaron los disparos en la zona que se encuentra en disputa; pidió al gobierno que proceda al desarme de los grupos que operan en el lugar
Foto: Cortesía
19/12/2017
19:37
Fredy Martín Pérez / Corresponsal
San Cristóbal de las Casas, Chis.
-A +A

Los disparos de arma de fuego se reiniciaron en la franja territorial que se disputan tzotziles de Chalchihuitán y Chenalhó, dieron a conocer autoridades comunitarias.

En un video, el presidente de Bienes Comunales de Chalchihuitán, Nicolás Pérez Girón, informó que como consecuencia de los disparos de los grupos armados, habitantes de comunidades de Tzanembolom, Majopepentik, Cacateal y Nutzú viven atemorizados.

Por esto, pidió al gobierno que proceda al desarme de los grupos armados que operan en la franja en disputa.

Organismos de derechos humanos que trabajan en la zona dieron a conocer que por la situación que impera, habitantes de las comunidades de Patkanteal, Pacanam, Lobolaltic, Kotolchij y Balunaco están temerosas por lo que las dos mil personas que viven en esos cinco poblados buscarían desplazarse en las montañas,

Por su parte, Pérez Girón dijo que solo del municipio de Chalchihuitán hay cinco mil 23 personas desplazadas de sus comunidades.

El vocero de las 36 comunidades de Chalchihuitán, Marcos Pérez Gómez, dijo que a pesar del dictamen del Tribunal Unitario Agrario (TUA), que pide reponer el proceso de deslinde, “no han parado los disparos de los paramilitares que operan en la zona”.

Explicó que pese a que la alcaldesa de Chenalhó, Rosa Pérez Pérez, “ha declarado que ganó” y que los habitantes de su municipio procedieron a desbloquear los caminos que enlazan con Chalchihuitán, esto es falso porque aun hay dos accesos que no han sido liberados como son los de Pom y Canaluntic.

Ese en esos puntos, donde también se han registrado disparos de hombres armados, es donde no hay presencia de militares, comentó Pérez Girón.

Los disparos de armas de fuego ha provocado que nos desplazados no puedan entrar de un punto a otro.

Desde la semana pasada, elementos de la Policía Estatal Preventiva (PEP) y de la 31 Zona Militar ingresaron a Chalchihuitán, pero solo se mantienen en un puesto que establecieron en el Centro de Desarrollo Comunitario (Cedeco), que se ubica en la entrada a la cabecera municipal.

El video donde se denuncia lo que ocurre en Chalchihuitán fue difundido por el párroco de Simojovel, Marcelo Pérez Pérez.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS