Periodista en Guerrero denuncia agresión física

Ciriaco Zacarías Cervantes afirma que un grupo de hombres lo retuvo, pero no lo amenazaron ni le robaron; dejaron, en cambio, un ejemplar del diario El Sur abierto en la página donde se despliega una nota sobre el asesinato de Ranferi Hernández Acevedo
16/11/2017
22:18
Juan Cervantes / Corresponsal
Chilpancingo
-A +A

El informador Ciriaco Zacarías Cervantes, corresponsal del periódico El Sur, y dirigente de la Asociación de Periodistas del Estado de Guerrero (APEG), denunció la agresión que sufrió la noche del miércoles pasado, por parte de un grupo de siete individuos que le doblaron  un brazo y lo obligaron por la fuerza a agachar la cabeza, lo que consideró como un acto intimidatorio.

El periodista mediante un comunicado firmado por la APEG, denunció que a las 20:00 horas de la noche del miércoles, los siete individuos lo agredieron cuando se disponía a abordar su automóvil, que había dejado estacionado sobre la calle de “Galo Soberón y Parra”, a unas cuadras del zócalo de esta capital, para dirigirse a su domicilio.

De acuerdo con el documento de denuncia, dos de los siete individuos lo abordaron antes de subir a su vehículo, uno de ellos, le dobló por la fuerza su brazo derecho hacia su espalda, le arrebató las llaves de su automóvil, le quitó su celular y su cartera, mientras el otro, hablaba por su propio celular con otra persona que presume fue la que ordenó que lo agredieran y escuchó que le preguntaba: ¿”nos lo llevamos”?

Se agrega en el escrito que por espacio de 20 minutos, lo mantuvieron retenido con el brazo doblado hacia su espalda y la cabeza agachada, mientras otros revisaban el interior de su vehículo, mientras él les decía que se lo llevaran porque no contaba con dinero, pero que el presunto individuo al que se le estaba informando que ya lo tenían retenido contestó: “dile que no queremos su pinche dinero”.

Zacarías Cervantes añade en el documento de denuncia que sus agresores en ningún momento lo amenazaron, ni le hicieron alguna advertencia, por lo que consideró que se trató de un acto intimidatorio, porque los siete individuos se fueron dejando las llaves de su vehículo y le dejaron un ejemplar del diario El Sur, abierto en una página donde le publicaron una información en la que la Organización Campesina Indígena (OCI), denunció que a un mes del asesinato de Ranferi Hernández Acevedo, fundador del PRD y promotor de la candidatura a la presidencia de la República, de Andrés Manuel López Obrador, su crimen no ha sido esclarecido.

La APEG, demandó del gobierno estatal, que investigue a fondo el hecho para dar con el paradero de los agresores de su dirigente, pidió la intervención de las organizaciones defensoras de derechos humanos y la solidaridad del gremio de periodistas nacionales e internacionales, para que estén pendientes a lo que ocurre en Guerrero, donde varios periodistas han sido objeto de ataques físicos.

Por su parte, el gobierno de Guerrero, a través de su oficina de prensa, solicitó al informador agredido a que proceda a denunciar el ataque de que fue objeto y externó que existe un serio compromiso por el respeto de la libertad de expresión y los derechos humanos de todos los ciudadanos guerrerenses.

ml

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS