Pega deportación en salud mental de migrantes

En 2017, mil han sido atendidos por depresión, reportan; casos más comunes son hombres de entre 20 y 40 años
La depresión en personas de la tercera edad se debe principalmente a la salida forzada del país y a la separación familiar. (JOHEBETH TERRÍQUEZ. EL UNIVERSAL)
18/12/2017
03:47
Gabriela Martínez / Corresponsal
Tijuana.
-A +A

[email protected]

Roberto permanece sentado en espera de que una voluntaria de la Casa del Migrante en Tijuana le corte el cabello. Clava su mirada en el suelo, se abraza a sí mismo, la joven que pasa una rasuradora sobre su cabello le dice un par de palabras que parece no escuchar, pero luego de unos segundos él se quiebra y rompe en llanto.

De acuerdo con el Hospital de Salud Mental de Tijuana, mensualmente recibe entre cuatro y cinco pacientes que son recién deportados, sin embargo la cifra está muy por debajo cuando en 2016 hubo poco más de 39 mil repatriados a través de la frontera San Diergo-Tijuana.

imgpsh_fullsize_1_2.jpg

 Roberto es parte de la estadística. Llegó a Tijuana hace un par de meses, vivía en Los Ángeles, California, a unas dos horas de la frontera con México. Trabajaba en la construcción mientras su esposa se hacía cargo de sus dos hijas, el dinero que ganaba les permitía vivir de esa manera.

 En la nueva realidad que ahora tienen, dice que su familia está desamparada. Le preocupa cómo van a sobrevivir, cómo va a ganar dinero en México para poder enviárselos, también tiene dudas de si el salario que gane les va a alcanzar para comer a él y a su familia.

“Yo no sé cómo pero aquí no me puedo quedar”, dice en voz pausada, mientras se limpia las lágrimas, “pienso y pienso en cómo salir, yo creo que me voy a ir por las montañas otra vez”.

La directora médica del Hospital de Salud Mental en Tijuana, Marcela Romo, estima que al menos uno de cada cinco deportados que llegan a la institución tiene algún problema en su salud que no ha sido atendido y que está relacionado principalmente con la depresión o la ansiedad.

La doctora tiene una especialidad en geriatría, pero además realizó un estudio sobre el impacto en la salud mental de los migrantes de tercera edad que son deportados.

imgpsh_fullsize_2_1.jpg

Algunas de las conclusiones son que la principal afectación es el haber salido forzadamente del país pero también la separación familiar y el proceso de adaptación a una vida distinta de la que tenían en Estados Unidos, que muchas veces es peor.  

“Llegan con nosotros con depresión y ansiedad, pero además tienen el combo de las demás enfermedades como diabetes, presión alta, obesidad. Si hay un impacto muy importante independientemente de si se van o si se quedan”.

La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca también es parte del problema. En el hospital han detectado un aumento en el impacto en la salud mental de los migrantes, por todos aquellos que son deportados y que ahora creen que tienen menos posibilidades de poder regresas a sus hogares, del otro lado de la frontera.

En 2017 cerca de mil deportados mexicanos han sido atendidos en el módulo de atención permanente que fue instalado en el edificio del Instituto Nacional de Migración (INM), indica la secretaria Ejecutiva de la Comisión de Salud Fronteriza México-Estados Unidos, Gudelia Rangel, aunque estiman que para el próximo año haya un repunte. 

De acuerdo con las atenciones los casos más comunes son hombre de entre 20 y 40 años, aunque en menor proporción también hay niños acompañados, jóvenes o mujeres.

Rodolfo recién llegó a Tijuana. Nació en Michoacán donde vive la mayoría de su familia, aquí en la ciudad no conoce a nadie y no sabe si se irá a un refugio o si pagará un hotel, tiene miedo porque dice que ha escuchado de historias terribles de violencia que se viven en la frontera.

“No tengo a nadie. No conozco a nadie. No sé qué voy a hacer ni a quién le voy a hablar, no le quiero pedir a mi familia porque yo era el que los ayudaba, no sé cómo le vamos a hacer”, dice mientras permanece parado en la explanada de la Garita Peatonal de El Chaparral, de donde acaba de salir hace un par de horas.

Solamente en Tijuana se ha documentado el caso de dos migrantes que tras su deportación se suicidaron, uno de ellos caminó por un puente y luego se arrojó. El incidente más reciente fue un hombre que también se tiró de un puente, no murió pero luego se prendió fuego.

imgpsh_fullsize_3.jpg

La Directora General de Relaciones Internacionales de la Secretaría de Salud, Hilda Dávila, dijo que existe una gran preocupación por parte del Estado Mexicano para atender la salud de los deportados, incluyendo los padecimientos mentales.

Sin embargo, el problema no solo alcanza a quienes llegan al país, ya que en los últimos meses también se ha despertado una nueva preocupación relacionada con migrantes del otro lado de la frontera, dice la funcionaria federal.

“Niños migrantes que viven en Estados Unidos han dejado de ir a las escuelas por temor a ser deportados, pero incluso los padres también decidieron dejarlos de llevar por el mismo miedo. Es difícil contabilizar el incremento si pensamos que no van a los módulos que instaló el consulado por miedo a que al cruzar la calle los deporten”, advierte.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS

Documento sin título
 
Ofertas Walmart OFERTAS
WALMART
Xcaret Promociones

XCARET
PROMOCIONES

Codigo promocional barcelo

CÓDIGO PROMOCIONAL BARCELÓ

cupon envia flores

CUPÓN
ENVIA FLORES

cupon ebay

CUPÓN EBAY