Mujeres transexuales denuncian arrestos

Aprehendieron a gente que no ejerce trabajo sexual, dicen; acusan persecución de parte de la policía de Torreón
Las mujeres transexuales que presentaron la denuncia indicaron que desde que entró la administración de Jorge Zermeño salen con miedo a la calle y se quejaron también del tarjetón de salud para quienes ejercen la prostitución (FRANCISCO RODRÍGUEZ)
18/03/2018
03:32
Francisco Rodríguez / Corresponsal
-A +A

[email protected] 
Torreón.— Un grupo de mujeres transexuales, acompañadas por la activista chihuahuense, Mireya Rodríguez, acudieron a la Segunda Visitaduría de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Coahuila (CDHEC) a presentar una denuncia contra la policía de esta ciudad y la dirección de Salud municipal por presuntas detenciones arbitrarias y persecución.

Brenda, una de las denunciantes y quien prefirió no aportar más datos, expresó que desde que entró la administración panista de Jorge Zermeño sale con miedo a la calle, pues, dijo, observó cuando persiguieron a compañeras para detenerlas y las sometieron para tomarles fotografías y video. “Vivimos con miedo en este momento. Con miedo a ser cazada”, comentó.

En los últimos días surgió una controversia luego de que se expuso públicamente que chicas transexuales estaban siendo detenidas por la autoridad municipal al no portar un tarjetón de salud como lo marca el Reglamento Municipal para todos y todas aquellas que ejercen la prostitución.

Sin embargo, el activista Raymundo Valadez y algunas mujeres han denunciado que dichas aprehensiones se han realizado a personas que no ejercen trabajo sexual, por lo que acusan actos de discriminación y estigmatización. Por otro lado, el secretario del Ayuntamiento, Sergio Lara, aseguró que únicamente se trata de tres detenciones, mismas que han sido apegadas a derecho.

Mireya Rodríguez, activista que pertenece a la Unión y Fuerza de Mujeres Trans de Chihuahua, comentó que el ser mujeres trans no significa que realicen trabajo sexual. 

Señaló que sí hay una estadística nacional que indica que ocho de cada 10 mujeres trans se dedican al trabajo sexual, pero justificó que es producto de la discriminación.

Rodríguez dijo que el registro sanitario violenta los derechos humanos, pues subrayó que no se le puede obligar a una persona a realizarse un examen de VIH para desempeñar cualquier trabajo. Consideró que tener un documento sellado y pagar 150 pesos no protege a las chicas de ninguna enfermedad.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS