Muere niña en Chiapas tras ser desplazada por indígenas de Chenalhó

Coordinador pastoral de Diócesis dice que otra menor de edad está grave de salud
09/12/2017
03:56
Tapachula.
María de Jesús Peters
-A +A

El coordinador de la Pastoral Social de la Diócesis de Chiapas, Marcelo Pérez Pérez, informó que una niña de dos años, hija de desplazados de Chalchihuitán, falleció luego de presentar un cuadro de fiebre y tos, en uno de los campamentos cercanos a la comunidad de Pom.

Señaló que es la primera víctima que fallece en los campamentos, miembro del grupo de más de 5 mil indígenas que el pasado 18 de octubre tuvieron que abandonar sus viviendas ubicadas en las comunidades de Ch’en Mut, Pom, Tzomoltón, c’analumtic, Bejeltom, Tulantic, Vololch’ojon, Cruz C’ac’alnam y Cruzton.

Añadió que otra menor también se encuentra delicada de salud, puesto que fue mordida en el monte por un animal desconocido.

A casi dos meses que los tzotziles huyeron a las montañas, luego de ser atacados por hombres armados del municipio de Chenalhó, donde dieron muerte a Samuel Luna Girón y quemaron nueve humildes viviendas por conflictos de tierras; las pugnas parecen agravarse mientras llega la fecha para que el Tribunal Unitario Agrario otorga el fallo.

El sacerdote externó su preocupación debido a que pobladores de Chenalhó amagaron con tomar medidas drásticas contra comuneros de Chalchihuitán si el Tribunal Unitario Agrario no otorga un veredicto a favor de ellos. “Muy preocupante, la amenaza es fuerte”, señala Marcelo Pérez, quien advierte que si no se logra un acuerdo armonioso habrá derramamiento de sangre.

“No basta con una solución jurídica, ni ancestral, tienen que llevar un acuerdo armonioso que lleve el deseo de las dos partes, si no es así, el gobierno tiene que buscar mecanismos para que no haya derramamiento de sangre, porque la vida de los pobladores de Chalchihuitán corre peligro”.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS