Mixteca de Oaxaca, dos meses de olvido tras sismo

Con el sismo del 19 de septiembre que dañó más de 700 viviendas, poca ayuda del gobierno han recibido. La mayoría de la población cuenta que únicamente les ha llegado una despensa
Foto: Edwin Hernández/ EL UNIVERSAL
19/11/2017
12:55
Lizbeth Flores/Corresponsal
Oaxaca
-A +A

"¡Aquí subía mi general estas escaleras!. ¡Me da orgullo de haber conocido un general!, ¿ve?, porque ninguno otro visitó a ¡Mariscala de Juárez!".

Así lo recuerda con orgullo don Pedro Ignacio Meza Arellano, un hombre de avanzada edad y humilde, mientras recorre los mismos escalones para llegar, narra, a una de las casas del expresidente de México, Lázaro Cárdenas, que dejó en este municipio de la Mixteca de Oaxaca; una región abandonada por el gobierno, pero no por el sismo del 19 de septiembre.

Aunque distinta a las demás viviendas, de adobe y de tamaño de la población, ésta, donde en varias ocasiones estuvo el general Lázaro Cárdenas durante sus visitas a comunidades marginadas, también tiene las huellas del desastre natural de hace dos meses.

Paredes agrietadas y pedazos de tabiques desprendidos del techo sobre el suelo, se observan en esta vivienda. Pero esto, no ha roto la esperanza de la gente.

“El general aquí llegó, pero él fue una persona que realmente quiso mucho a Mariscala, quiso hacer mucho para Mariscala, él quiso hacer un México chiquito aquí”, cree don Pedro, quien en su infancia pudo observar a Cárdenas en su comunidad y 80 años después, se convirtió en el velador de esta propiedad, contratado por la autoridad local.

De noche y de día cuida, alimentándose de los recuerdos, porque hasta ahora, reafirma, ningún otro presidente los ha visitado y el escaso progreso se lo agradecen a él.

“Los presidentes aquí nunca venían, aquí solamente el general fue el único que cayó acá. Hizo puentes, puso los servicios de agua potable y luz eléctrica”, cuenta con orgullo y con la voz entrecortada; está a punto de llorar, pero se detiene. Pausa, mientras sus ojos se llenan de lágrimas; vuelve a tener la firmeza.

Dolor y clamor

“Yo siempre llevaba ese pensamiento de que era una buena persona porque siempre quiso a la gente pobrecita, a los campesinos y hay mucha gente que se benefició, que gracias a él, hubo mucho trabajo cuando estuvo el general, él venía seguido, era el único, a la gente que le pedía ayuda, le daba”.

Le duele ver la vivienda afectada --desde la cual el ex presidente se comunicaba por radio hasta el municipio de Huajuapan de León--, y reclama el porqué no ha sido reparada, incluso, propone, debería de ser un museo.

“Las autoridades nunca le hicieron caso, dejaron la casa como si cualquier cosa, son casas de gobierno, yo no puedo hacer nada para protegerlas, porque no hay ni para lo mío, aquí para mi general yo pienso que es del gobierno y el gobierno debe de ver”, dice don Pedro, quien a la quincena gana únicamente 600 pesos por cuidar y limpiar este lugar.

Viudo, el también campesino, busca con sus dos trabajos obtener dinero aunque sea para la comida.

“¡Me pagan poco!, yo sé que soy consciente de que es poco, pero aún así, yo cargo orgullo porque conocí a mi general y por eso lo estoy haciendo. ¡Estoy hecho a trabajar pesado!, ¡Yo soy campesino! ¡Me gusta cuidar lo que una persona dejó para nosotros!”, dice orgulloso.

Pobreza y abandono

En Mariscala de Juárez, municipio distante a 261 kilómetros de la capital de Oaxaca, su gente, sobre todo la de la tercera edad, es quien recuerda con admiración al expresidente Lázaro Cárdenas, y con claridad afirman, es con el único personaje con quien se han sentido identificados.

Ahora, con el sismo del 19 de septiembre que dañó más de 700 viviendas, poca ayuda del gobierno han recibido. La mayoría de la población cuenta que únicamente les ha llegado una despensa, a otros, una colchoneta, y quienes se quedaron sin techo han tenido que comprar lonas de hasta dos mil 500 pesos para cubrirse del sol y de la lluvia.

La presidenta municipal, María Antonia Lucero Martínez, reconoció en una entrevista reciente que para los casi cinco mil habitantes hasta en los primeros días después del sismo, sólo habían recibido 500 colchonetas, cobijas y lonas en igual cantidad.

General apreciado

Para el investigador del Instituto de Investigaciones en Humanidades de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca, Porfirio Santibáñez Orozco, el aprecio hacia el general es una muestra de la identificación que tienen con él aún después de su muerte; representa además para ellos la esperanza.

“La gente se identifica mucho con él por el gesto humano de convivir con ellos, por ejemplo aquí en Juxtlahuaca está la laguna encantada que jala a la gente, el general llegó ahí, él quedó en paños menores y se metió a nadar, entonces la gente veía eso y lo veía con valor, sentían que era de los nuestros”, explica.

Lázaro Cárdenas, quien gobernó México de 1934 a 1940, fue el primer candidato presidencial que recorrió todo el país, visitó miles de poblaciones, entre ellas las del estado de Oaxaca, incluso siendo militar estuvo en la región del Istmo de Tehuantepec, lo que le permitió establecer un estilo de cercanía con la gente.

La Mixteca es una región en donde hay más carencias por el medio rural desde el punto de vista agrícola y sin embargo, Cárdenas tuvo la visión de que se hiciera una zona distinta, de ahí el impulso de proyectos de irrigación, narró el historiador.

En esta región de Oaxaca hay registros de las construcciones y obras que hizo durante su mandato: canales de riego, escuelas, plazas, obras de electrificación, sistemas de agua potable, presas, puentes y carreteras como la que une a los municipios de Huajuapan de León con Mariscala de
Juárez y Tonalá, las cuales hoy en día están abandonadas sin recibir mantenimiento.

Como agradecimiento a ello, explica el investigador, los pobladores donaban terrenos al general para la construcción de sus casas, quien llegó a pasar con ellos fechas significativas como la Navidad y Año Nuevo.

“Son gestos simbólicos de las poblaciones, lo que veo es un contraste en la actitud que tenían los líderes sociales como él que se interesaban en la gente, a la actitud que tienen los líderes de hoy, don Lázaro siempre luchó contra el imperialismo, de ahí el decreto de la expropiación petrolera en México”, narra.

La Mixteca es la tercera región de Oaxaca más poblada, cuenta con más de 461 mil habitantes en 155 municipios; de ellos 74 fueron declarados en desastre natural por la Federación para que la población afectada con los sismos de septiembre sea atendida con los recursos del Fondo de
Desastres Naturales (Fonden), pero hasta el momento la presencia y ayuda gubernamental es escasa.

En Mariscala de Juárez como en el resto de los pueblos cercanos se observa el incremento de la pobreza, en 2010, de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el 80.3 por ciento de la población estaba en esta situación de marginación.

Ahora han pasado 47 años de la muerte de Cárdenas y en este municipio su imagen junto con las obras impulsadas, es uno de los tantos recuerdos que conserva la gente de Mariscala sobre la historia de México.

cfe

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS