Mixquiahuala, una galería de murales a cielo abierto

La colonia Morelos es una galería a cielo abierto; los habitantes han brindado sus muros para que artistas plasmen sus ideas
En la colonia Morelos, a 70 minutos de Pachuca, habitan alrededor de 3 mil personas, quienes se didican en su mayoría al campo (FOTOS: VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL)
28/02/2018
03:40
Dinorath Mota / Corresponsal
Mixquiahuala
-A +A

[email protected]
Read in English

La historia de la colonia Morelos se divide en dos: antes de los murales y después de éstos. Hasta el año 2013 esta comunidad rural, al sur de Hidalgo pasaba desapercibida para quienes no radican en el lugar; Sus calles empolvadas y las viviendas grises resaltaban el rezago económico y cultural. Después de esa fecha, se convirtió “en la galería a cielo abierto más grande del mundo”.
 

La colonia Morelos se ubica en el Valle del Mezquital, a unos 70 minutos de Pachuca. Aquí viven alrededor de 3 mil personas que se dedican al campo, otros son maestros.
 

Un camino asfaltado rodeado de tierras de cultivo lleva a la Morelos; en el centro hay un pequeño jardín con un kiosko y las oficinas de la delegación, en cuyas paredes hay pinturas que cuenta la historia del pueblo. Aquí sólo hay escuelas de educación básica y media.

murales_hidalgo_6.jpg
 

Pertenece al municipio de Mixquiahuala, gobernado por el Partido del Trabajo (PT), y antes de los murales no tenía ningún atractivo.
 

El proyecto creado por el maestro en artes visuales y catedrático de la Escuela de Artes de la Universidad Autónoma de Hidalgo (UAEH), Jesús Rodríguez Arévalo, es único en el país, cuenta que en otros lugares hay pinturas de gran formato como en Monterrey, Nuevo León, pero destaca que en la Colonia Morelos, “el muralismo emula en su concepción prehispánica y popular a José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera”.

murales_hidalgo1.jpg
 

Rodríguez Arévalo originalmente había considerado pintar los murales en la localidad vecina de Poxindeje. El destino tenía otros planes al cruzarse en su camino el profesor José Ventura Corona, líder del grupo cultural La Fortaleza, que es una pequeña agrupación compuesta en su mayoría por la familia Corona, todos trabajan de manera gratuita.
 

En Poxindeje, José Ventura acudió en 2013 a develar un mural, entonces era delegado de zona de la Secretaría de Educación Pública, fue ahí donde coincidió con Jesús Rodríguez y tras esa reunión comenzó el sueño de los murales. De manera paulatina el muralismo, en su mayoría realizado por artistas extranjeros, se fue adentrando en la comunidad y para ello fue esencial el trabajo de José Corona, hermano de Ventura. Derribar la desconfianza de los habitantes fue el primer paso.
 

Conforme avanzaban los murales los pobladores cedían sus fachadas y comenzaban a cooperar con el pintado en blanco de las paredes, la utilización de un sellador y la base vinilica que es lo que requiere el artista, todo el costo asumido por los moradores de la vivienda y Fortaleza, ellos también ponen techo y comida y los artistas, su traslado y su trabajo.

murales_hidalgo3.jpg
 

En este proyecto ni el gobierno municipal o estatal contribuyen con algún tipo de apoyo.
 

A este sitio han llegado 140 artistas de 22 países como Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Francia, Portugal, Italia, India, España, Estados Unidos, Paraguay y Perú. Cada uno de ellos propone el lienzo con la familia que ofrece su muro, y de este consenso han surgido ya 161 murales. Entre quienes han acudido a pintar está Wilson Zambrano, quien ha sido dos veces ganador del premio de pintura en Bolivia, también el artista plástico y muralista argentino Kike Yorg, de quien su trabajo alcanza hasta un millón de dólares, pero en la colonia Morelos su legado fue por “amor al arte”.

murales_hidalgo2.jpg
 

Murales y su representación. Jamadi es el primer mural terminado en esta comunidad, pintado por el grupo Sismo, conformado por Fernando Lerena, Máxi Ledezma, Mariel Lozano, además de los argentinos Lisandro Urteaga y Julieta Barbuillo, y del paraguayo Juan Pablo Pistilli, la obra se concluyó en 2014 y representa al pueblo ñahñhu que no se dejó someter por los aztecas.
 

También en estas calles está el reclamo para que aparezcan los estudiantes de la normal de Ayotzinapa. El mural "Desgarrada patria", plasma la violencia que vive el país, y donde el pintor hace una exigencia “dónde están los 43”. "Árbol de la vida", "Leyenda de Quetzacóatl", "Pacha Mama", "El último fuego" y "Guardianes de la Semilla", entre otros murales adornan la colonia Morelos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS