Madres de desaparecidos, un fiscal y un "cártel"

Kiosko
Foto: Juan José Ríos Estavillo. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
28/01/2018
01:56
Corresponsales de EL UNIVERSAL
-A +A

Madres de desaparecidos, un fiscal y un cártel

Como un golpe bajo, nos platican, interpretó el fiscal general del estado de Sinaloa, Juan José Ríos Estavillo, el hecho de que Las Rastreadoras —mujeres que buscan entre fosas clandestinas los restos de sus seres queridos desaparecidos— hayan hecho pública su petición al Cártel de Sinaloa para que éste las ayude a regresar o localizar a sus familiares. Nos dicen, don Juan José consideró la misiva como un acto que exhibe la poca efectividad de la institución que encabeza para resolver los delitos de alto impacto. En una de sus escasas apariciones públicas, nos comentan, trató de justificar, con explicaciones técnicas jurídicas el porqué de la dilación en las investigaciones, de la desaparición de cientos de ciudadanos. Entre las que redactaron el texto destacan las madres de los policías de Culiacán, Yosima García Cruz y José Antonio Saavedra Ortega, quienes hace un año fueron levantados por grupos armados y de los cuales no se ha podido esclarecer su paradero.
 

Denunció acoso y no la investigan

En Jalisco, nos dicen, la violencia de género es tal que ni la presidenta del Instituto Jalisciense de las Mujeres, Érika Adriana Loyo Beristáin, se libra de ser víctima de acoso. Según nos señalan, reveló que desde mediados del año pasado interpuso una denuncia penal contra un hombre que no conoce y que utilizó la red social Facebook para hostigarla de manera sistemática. Lo más grave del asunto, nos comentan, es que el proceso sigue entrampado, pues la fiscalía sólo la ha llamado a ratificar la acusación, sin que nada se haga contra el acosador. Ante esto, doña Érika lamentó que, como siempre ocurre, son las propias mujeres las que deben asumir la responsabilidad de su seguridad.

 

Patricio Martínez, ¿se hace, o lo hacen a un lado?

Pues siempre no, el senador priísta Patricio Martínez retiró su registro como precandidato a la alcaldía de la ciudad de Chihuahua y dejó el terreno para que el diputado federal Alejandro Domínguez sea el abanderado. El propio ex gobernador dijo abiertamente que en realidad él nunca quiso ser el candidato, pero el partido se lo pidió y como fiel soldado simplemente obedeció órdenes, presentó su registro. Nos cuentan que efectivamente ser alcalde no era precisamente su “sueño”, pero que aun así iba a poner empeño en la campaña; sin embargo, una de las condiciones que puso para seguir adelante fue poder nombrar a todos los integrantes de su planilla de regidores, pero en el PRI le respondieron que no, pues la planilla se reparte entre los sectores, así que don Patricio les dio las gracias y se hizo a un lado.
 

Alcaldesa tricolor mete el pie a caravana de Corral

Quien quedó muy mal parada, nos dicen, fue la alcaldesa de Gómez Palacio, Durango, Leticia Herrera Ale (PRI), quien tras enviar a simpatizantes priístas a bloquear el paso de la Caravana por la Dignidad del gobernador de Chihuahua, Javier Corral, y a reventar un mitin en el centro de la ciudad, pidió licencia para separarse del cargo y buscar una diputación federal. Según nos dicen, doña Lety fue mal vista por más de uno de sus paisanos, pues la señalan de ser fiel peón del tricolor local, sin contar las críticas por ir de cargo en cargo. ¡Ups!

TAGS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS