Madre de española asesinada vuelve a su país con su nieto

Rosa María Santamans estuvo al tanto de las indagatorias por el homicidio de su hija
Rosa María Santamans y su nieto fueron despedidos por Jorge Fernández y Adriana González, padres de Jorge “N”, acusado del homicidio de Pilar Garrido. (ROBERTO AGUILAR. EL UNIVERSAL)
09/09/2017
01:23
Roberto Aguilar / Corresponsal
Ciudad Victoria
-A +A

Rosa María Santamans, madre de María del Pilar Garrido Santamans, viajó la mañana del viernes en compañía de su nieto a la Ciudad de México, desde donde después tomarían un vuelo a España.

Desde hace varias semanas, Rosa María viajó de Valencia, España, a Ciudad Victoria, Tamaulipas, para estar pendiente de las indagatorias de las autoridades en el caso del asesinato de su hija María del Pilar.

Rosa María llegó a vivir directamente en la casa de su yerno Jorge “N” y su pequeño nieto. Durante su estadía en Ciudad Victoria, el 28 de agosto, agentes de la Procuraduría detuvieron a Jorge “N” debido a que, según el Ministerio Público, existían indicios suficientes para considerarlo como probable responsable del asesinato de su esposa.

A pesar de ello, Rosa María ha insistido en la inocencia de su yerno, e incluso hasta el último día en México vivió en el mismo domicilio. Para realizar trámites en Ciudad Victoria siempre fue auxiliada por el mejor amigo de Jorge.

A las 7:30 horas la señora y su nieto llegaron al aeropuerto de Ciudad Victoria, acompañados de Jorge Fernández y Adriana González, padres del principal sospechoso del crimen.

Aunque de pocas palabras, Rosa María declaró a los reporteros: “Espero que todo se aclare; yo soy la más interesada en que se aclare”. En las entrevistas los tres coincidieron en que el viaje del niño es por acuerdo mutuo de ambas familias, que incluye el consentimiento del papá, Jorge “N”, quien firmó los documentos correspondientes de autorización.

“Decidimos darle todos los permisos para que fuera con su abuela, porque allá estará más seguro”, mencionó Adriana González, mientras que Jorge Fernández insistió en que su hijo Jorge “es inocente y va a salir”.

Al momento de despedirse, los consuegros se abrazaron y Rosa María y Adriana rompieron en llanto. La despedida del niño fue aun más emotiva. El matrimonio Fernández González, sus abuelos, quedó inconsolable con su partida.

Según el testimonio de Jorge “N”, el 2 de julio de este año regresaba con su esposa María del Pilar Garrido Santamans y su pequeño hijo de la playa, en el municipio de Soto la Marina, cuando dos jóvenes armados los interceptaron y se la llevaron.

El 26 de julio la Procuraduría de Justicia informó del hallazgo de restos óseos de Pilar en un paraje del municipio de Villa de Casas. El 28 de agosto Jorge fue detenido acusado del asesinato y hoy se encuentra en prisión preventiva en el Centro de Ejecución de Sanciones (Cedes).

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS