Los punteros PRI y PAN llegan a la contienda con bajas por deserciones

Ambos tuvieron salida de líderes hacia otros partidos; 6 candidatos van por la gubernatura
Diego Sinhué, de la coalición Por Guanajuato al Frente (PAN-PRD-MC), buscará ganar en lo que analistas políticos califican como el último bastión del PAN. (XÓCHITL ÁLVAREZ. EL UNIVERSAL)
30/03/2018
03:35
Xóchitl Álvarez / Corresponsal
-A +A

Guanajuato.— En un escenario dolido por la inseguridad y un PAN confiado en su voto duro, este viernes comienzan las campañas para la gubernatura de Guanajuato con cuatro candidatos y una abanderada. El panista Diego Sinhué Rodríguez Vallejo y el priísta Gerardo Sánchez García son considerados como los punteros en la contienda electoral.

En un entorno menos favorable a las últimas cuatro elecciones, el Partido Acción Nacional mantiene su fortaleza y en las condiciones que se viven hoy “podría ganar por default”, aunque con menos votos, afirman especialistas en procesos electorales de la Universidad de Guanajuato.

El Instituto Electoral del Estado de Guanajuato (IEEG) aprobó los registros de los candidatos Diego Sinhué de la coalición Por Guanajuato al frente (PAN-PRD-MC), Gerardo Sánchez, del PRI; Felipe Arturo Camarena García, del PVEM; de la ex lideresa del sindicato magisterial María Bertha Solórzano Lujano, por el NA, y Francisco Ricardo Sheffiel Padilla, de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES).

A partir del primer minuto de este viernes tienen 90 días para hacer proselitismo.

El politólogo Fernando Barrientos del Monte refiere que Guanajuato “es el único ó el último bastión del PAN a nivel nacional”, está lanzando todas sus baterías aquí; de ahí que este territorio haya sido elegido para uno de los arranques de campaña de su candidato presidencial, Ricardo Anaya.

El blanquiazul y el PRI, que representan las dos principales fuerzas políticas del estado, llegan a la arena electoral con descalabros por la deserción de liderazgos que se integraron a otros partidos, como el ex panista Sheffield Padilla, candidato a gobernador de la coalición Juntos Haremos Historia, y el senador ex priísta Miguel Ángel Chico Herrera.

El PRI se presenta desarticulado y con un candidato que no ha dado indicios de fortaleza.

“Mi perspectiva yo diría que el PAN gana por default, no porque sea un buen candidato, porque sea un buen partido. En realidad el PAN ganaría por default, simplemente”, refiere.

Jesús Aguilar López, profesor del Departamento de Estudios Políticos de la Universidad de Guanajuato, dice que el PAN se enfrenta a una elección con factores de desgaste por tener 27 años en el poder, la salida de militantes y el factor de la inseguridad pública que se resiente en el estado y que no se tenía en 2012, con un candidato salido de la Secretaría de Desarrollo Social de Gobierno del Estado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS