Los cinco huracanes que más daños han dejado a México

Las temporadas de huracanes han dejado huella en México, son parte de una historia de aprendizaje donde miles han dejado la vida
(ESPECIALES)
08/09/2017
09:00
Redacción
-A +A

Katia, Irma y José son los tres huracanes que actualmente tienen en vilo a México, Estados Unidos y el Caribe, se prevé que las afectaciones climáticas en estas regiones se intensifiquen en los próximos días.

México se ve amenazado principalmente por Katia; que afectará los estados del Caribe y el Golfo.  De acuerdo con la Comisión Nacional de Agua (Conagua) hasta este jueves se ha mantenido como un huracán categoría 1, se prevé que en las próximas horas toqué tierra en la costa de Veracruz.

En lo que va de esta temporada de huracanes, que inició en mayo, se han presentado 12 ciclones tropicales de este nivel, uno más en comparación con el mismo periodo del año pasado, cuando fueron 11.

Hace un año Newton y Earl impactaron fuertemente tierras mexicanas, sin embargo, esta temporada Hilary, Franklin y ahora Katia parecen más agresivos.

Las afectaciones que dejan a su paso los huracanes no son algo nuevo para el país, y aunque a lo largo de los años se han podido perfeccionar las acciones de prevención ante estos fenómenos meteorológicos, las pérdidas humanas y económicas que han dejado a su paso han sido cuantiosas.

Aquí enumeramos los huracanes que más daño han causado a México.

Gilberto, catástrofe doble

Daños en Quintana Roo y Nuevo León

En septiembre de 1988 Gilberto cobró la vida de unas 170 personas. Azotó fuertemente el Caribe mexicano y está considerado como uno de huracanes más devastadores en el país.

Hasta ahora, ostenta el récord de huracán más intenso al momento de tocar tierra en Cozumel, con vientos de más de 280 kilómetros por hora, por lo que alcanzó la categoría 5. Entre los daños se tienen registrados 83 barcos hundidos y un estimado de 60 mil familias que se quedaron sin hogar.

gilberto_0.jpg

Cuando finalmente se creía que las tormentas disminuían, volvió a tocar tierra en Monterrey con tormentas que se sucedieron por una semana. En tierras del noreste, las fuertes lluvias provocaron el desbordamiento del río Santa Catarina, un saldo de más de 200 personas muertas.

Paulina, el mar lleno de cuerpos

Daños en Guerrero y Oaxaca

En los primeros días de octubre de 1997 fueron grises para las costas del Pacífico mexicano; un ciclón categoría 4 arrasó con importantes destinos turísticos como Acapulco, Puerto Escondido y Huatulco.

Lo que el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) reportó una depresión tropical menos de 500 kilómetros de Huatulco, en Oaxaca, se convirtió en un huracán que dejó 300 mil damnificados, 250 lesionados y 150 desaparecidos.

Las playas a las que llegaban turistas de todo el mundo se llenaron de cuerpos, basura y escombros, el huracán que alcanzó la categoría 4 acabó con todo.

En aquel entonces, el presidente Ernesto Zedillo se encontraba en una gira de trabajo por Francia y Alemania. El 11 de octubre, a dos días de que “Paulina” entrara en Acapulco, el titular del Ejecutivo visitó dos albergues en el puerto.

Wilma, cuando el mar se llevó la playa

Daños en Yucatán y Quintana Roo

Wilma fue uno de los 12 huracanes que se presentaron en 2005, alcanzó la categoría 5 en la escala Saffir-Simpson (daños catastróficos).

Se formó al sureste de Quintana Roo, causando daños importantes en Playa del Carmen y en las Islas de Cozumel y Mujeres. En Yucatán castigó los municipios de Valladolid, río Lagartos, Tízimin y Chemax.

wilma_0.jpg

Según datos la Dirección General de Protección Civil del gobierno federal, los daños materiales alcanzaron los 18,772 millones de pesos. El sector más afectado fue el turístico, ya que los efectos del ciclón provocaron la destrucción de instalaciones hoteleras y del aeropuerto.

Ingrid y Manuel, la tragedia que acabó con la celebración

Daños en Guerrero y 20 entidades más

Para los guerrerenses lo que debió ser un festejo patrio se convirtió en una pesadilla. La noche del 15 de septiembre de 2013 el ciclón tropical Manuel golpeó las costas de Guerrero provocando el deslave de un cerro en la comunidad de La Pintada, casas y familias quedaron sepultadas por el lodo.

El presidente Enrique Peña Nieto se disculpó con sus invitados, abandonó su primer cena por el Grito de Independencia, para atender la emergencia generada por la entrada de las tormentas Ingrid y Manuel.

Manuel, que se había formado en el Océano Pacífico, convergió con Ingrid, una tormenta tropical que llegó por el Golfo de México. Dos tormentas provenientes de costas diferentes azotaron a México. Los vientos intensos y las lluvias torrenciales fueron suficientes para desbordar ríos, provocar deslaves y afectar a 20 estados del país.

Ingrid y Manuel afectaron a 20 estados de la República y sumaron más de 3 mil millones de dólares en daños y pérdidas. Dejaron un saldo de 157 muertos, convirtiéndose en el fenómeno meteorológico más mortífero en los últimos 15 años, según datos del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred). Además resultaron dañadas 23 mil casas y 900 mil personas fueron damnificadas.

Odile, saqueos en la media península

Daños en Baja California Sur

Al igual que Ingrid y Manuel, Odile llegó en la víspera de las fiestas patrias, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que el huracán Odile, de categoría 3, tocó tierra a las 23:45 horas del domingo 14 de septiembre de 2014 en las inmediaciones de Cabo San Lucas, Baja California Sur.

El ciclón derribó árboles, postes de luz, y dejó incomunicadas a cientos de personas. Las clases se suspendieron y unos 30 mil turistas tuvieron que ser reubicados

Al desabasto de alimentos y la tragedia se sumaron los saqueos a almacenes y tiendas de autoservicio, 23 personas fueron detenidas. Cifras oficiales señalaron que el desastre dejó 5 muertos.

Patricia, la devastación que no llegó

Los pronósticos parecían no mentir; con sus vientos de hasta 325 kilómetros por hora, Patricia sería el huracán más devastador que habría tocado planeta, el 23 de octubre el temor se apoderó de los hogares mexicanos.

Se preveía que Jalisco, Nayarit, Colima y Michoacán serían los estados más afectados, lo que ocasión que turistas y habitantes fueran trasladados a la Ciudad de México, a fin proteger su integridad.

patricia_0.jpg

Al entrar a territorio mexicano, Patricia se degradó a categoría 1 y ocasionó daños en 41 municipios. Finalmente, según datos de la Secretaría de Desarrollo Social, 10 mil personas resultaron afectadas y entre 3 mil y 3 mil 500 viviendas fueron dañadas.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS