Localizan tambos con ácido y restos finca de Tonalá

Presume fiscalía que en los contenedores ubicados en finca de la colonia Rancho de la Cruz se deshicieron cuerpos
Demanda. Cientos marcharon en Guadalajara para exigir la aparición con vida de los tres estudiantes de cine. (JORGE MENDOZA. EL UNIVERSAL)
20/04/2018
01:51
Raúl Torres / Corresponsal
-A +A

Tras más de 36 horas de trabajo pericial en una finca de la colonia Rancho de la Cruz, en Tonalá, relacionada con la búsqueda de los tres estudiantes de cine desaparecidos el 19 de marzo en ese municipio, la Fiscalía de Jalisco extrajo tres tambos con ácido y evidencias de que en ellos se deshicieron cuerpos.

Personal del gobierno del estado explicó a EL UNIVERSAL que a pesar de este hallazgo, se seguía buscando algún elemento del que se pudiera extraer ADN para poder hacer compulsas con el banco genético que se tiene de personas desaparecidas y tratar de lograr alguna identificación.

Desde hace días se realizaron cateos en al menos cinco fincas en esta zona y en ellas se localizaron manchas de sangre y otros indicios que permitieron dar con la finca ubicada en la esquina de las calles Prado Dorado y Prado de las Amapolas, donde se localizaron los tambos.

El operativo, en el que también participó la Policía Federal, inició a las 10 de la mañana del miércoles y fue encabezado por la fiscal central, Marisela Gómez Cobos; vecinos de la colonia señalaron que al llegar, los elementos de la Fiscalía cerraron varias cuadras y comenzaron a tocar en las casas para entrar, incluso, dijeron que algunas puertas fueron forzadas cuando nadie respondía al llamado.

Finalmente, los elementos de la Fiscalía entraron en el 450 de la calle Prado de las Amapolas, una finca de color naranja, dos niveles, cuatro cuartos, dos baños y medio, cochera para dos autos y dos locales comerciales.

Algunos vecinos explicaron que los dueños de esa casa viven en Estados Unidos y la tenían en renta, sin embargo, estuvo varios años vacía porque pedían 3 mil 500 pesos mensuales por ella, un precio alto para la zona a pesar de su tamaño.

Sin embargo, hace aproximadamente 7 meses la finca fue ocupada por personas que llegaban en “camionetas grandes y llamativas”. 

Después de 24 horas de labores en el inmueble, la Fiscalía solicitó apoyo de personal del Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA) para inspeccionar los drenajes en busca de más indicios; por la tarde, un camión de carga con caja cerrada se llevó los tambos con ácido al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.

Alrededor de las 20:30 horas de ayer las cuatro calles de colonia en las que se restringió el acceso fueron liberadas pero la finca continúa bajo resguardo de la Fiscalía.

Por su parte el Fiscal para personas desaparecidas, José Raúl Rivera, negó haber dado información sobre las investigaciones, como se difundió la mañana de ayer en la cadena Radio Fórmula.

El funcionario, quien fue nombrado en el cargo el pasado lunes, señaló que está impedido para dar cualquier información mientras las investigaciones no hayan concluido y dijo no saber cuándo se harán públicos los resultados de este operativo.

Aunque se especuló que ayer mismo de podría convocar a una rueda de prensa, la fuente consultada en el gobierno estatal indicó que eso podría tardar tres o cuatro días, pues tienen que esperar el resultado de los peritajes.

Marcha por los estudiantes

Unas 500 personas marcharon la tarde de ayer desde la Glorieta de los Niños Héroes, simbólicamente rebautizada como Glorieta de los Desaparecidos, hasta Palacio de Gobierno, en el centro de Guadalajara, para exigir la aparición con vida de Javier Salomón Aceves Gastélum, Jesús Daniel Díaz y Marco Ávalos, pues se cumplió un mes de su desaparición y el plazo auto impuesto por el gobernador del estado, Aristóteles Sandoval para encontrarlos.

Al llegar a las puertas de la sede del gobierno estatal los manifestantes lanzaron un llamado a construir un amplio movimiento que demande la aparición con vida de todas las personas desaparecidas en el país.

Por su parte, el Concejo Indígena de Gobierno del Congreso Nacional Indígena, denunció la tarde de este jueves la desaparición de dos de sus integrantes en la comunidad de Azqueltán, en el municipio de Villa Guerrero, Jalisco.

Se trata de Catarino Aguilar Márquez y Noe Aguilar Rojas, quienes ayer alrededor de las 13 horas fueron privados de su libertad por sujetos armados que se los llevaron en una camioneta.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS