Libera la CNTE 8 bloqueos en carreteras de Chiapas

Los docentes de la Coordinadora protestaban en contra del Informe presidencial y de las reformas estructurales
FOTO: Especial
01/09/2017
19:12
Oscar Gutiérrez / Corresponsal
Tuxtla Gútierrez - Chiapas
-A +A

Docentes adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), liberaron las carreteras bloqueadas esta mañana en ocho puntos regionales de Chiapas, en protesta contra el quinto informe presidencial, las reformas estructurales, en específico la educativa.

Los disidentes se retiraron de los tramos carreteros, entre las 16 horas como lo habían programado en su plan de acción.

Durante los bloqueos, que se extendieron por casi siete horas, no hubo incidentes ni confrontaciones, informó el secretario general suplente de la Sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) , Manuel de Jesús Mendoza Vázquez.

Los maestros interrumpieron las comunicaciones en carreteras de Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de las Casas, Frontera Comalapa, Tuzantán, Playas de Catazajá, Comitán de Domínguez  y Arriaga. 

El magisterio disidente en Chiapas, expuso que la jornada de bloqueos carreteros fue en repudio contra la administración federal y las 11 reformas, de manera enfática la educativa, porque ésta pretende privatizar ese derecho constitucional y consumar el despido colectivo de los trabajadores del sector.

En un pronunciamiento acusaron que dichas reformas no benefician; si no dañan al pueblo mexicano por ello la CNTE contextualizó que con la reforma energética, el gobierno federal se comprometió reducir precios de combustibles, pero éstos han subido y propiciado una cadena de permanente alza.

Mendoza Vázquez aseguró que la política económica  “ha hundido más en la miseria y la pobreza al pueblo de México” y ha provocado una gran crisis económica y más violencia en el país”.

El gobierno actual responde a los intereses de “la oligarquía financiera y al imperialismo y no a los intereses del pueblo de México”, sostuvo el líder magisterial.

Félix Joo Cabañas, integrante de la dirección política de la asamblea estatal democrática de la sección 40 SNTE, dijo que la protesta fue en contra del gobierno federal y las reformas estructurales que “dañan al pueblo”.

En acciones posteriores, el magisterio advirtió que prevé paros laborales; escalonados hasta concretar un paro nacional que podría realizarse en noviembre próximo, a fin de continuar la lucha en contra de la reforma educativa, la evaluación punitiva, la falta de pagos y el despido de maestros.

En sus demandas el magisterio exigió la reinstalación de unos 600 docentes cesados en el país por la aplicación de la reforma educativa y piden la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero. 

En este contexto, docentes y alumnos de 14 instituciones de educación superior en Chiapas no iniciaron el ciclo escolar 2017-2018 en protesta por la falta de pagos salariales, prestaciones, becas y pagos de servicios básicos en las instituciones, denunció el Secretario de Trabajo y Conflictos del Nivel Superior de la Sección 40 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), José Raúl Dávila Ramírez.

Precisó que de 15 Escuelas Normales, dos Escuelas de Trabajo Social y el Instituto de Enfermería, -80 por ciento de ellas-, 14 escuelas, mil 600 alumnos y unos 50 maestros se encuentran en paro laboral desde el pasado 21 de agosto cuando iniciaron las clases.

El dirigente sindical indicó que las principales demandas son el pago a personal de base e interino que se les adeuda desde hace tres años, cuyo monto asciende a 25 millones de pesos, además de 10 millones de pesos más por incentivo al desempeño docente.

Los docentes exigen asimismo, el pago de año sabático, beca-comisión, re categorización, compactación, contratación inmediata de egresados de Escuelas Normales 2017, entre otras.

Los alumnos, que en solidaridad con sus maestros mantienen tomados los centros educativos ubicados en Tuxtla Gutiérrez, Villaflores, San Cristóbal de la Casas, Tapachula, Cintalapa de Figueroa y Tonalá, exigen por su lado el pago de servicios escolares básicos, como agua potable y energía eléctrica y mantenimiento de instalaciones.

kcp

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS