A las 13:14 horas, la tierra del Istmo volvió a sacudirse

Militares que esperaban arribo de Peña Nieto en Ciudad Ixtepec regresaron a la Ciudad de México tras el sismo; la nave del Presidente dio vuelta y regresó a la capital
Foto: Alberto López Morales / EL UNIVERSAL
19/09/2017
21:18
Alberto López Morales / Corresponsal
-A +A

En la Base Aérea Militar número dos de Ciudad Ixtepec, funcionarios del gabinete esperaban la llegada del presidente Peña Nieto. Segundos antes sobrevino el sismo. Todos, con el rostro aterrado se subieron a un avión y regresaron a la Ciudad de México, donde viven sus familiares.

El avión presidencial llegó a la Base Aérea de Ciudad Ixtepec. El presidente Peña visitaría la comunidad de Santiago Niltepec y más tarde Juchitán. La aeronave no abrió sus puertas. Rodó sobre la pista y regresó a la Base de Santa Lucía.

Atrás de ella despegó la otra aeronave con unos 20 funcionarios, entre secretarios y sus colaboradores. “Iban pasmados”, dijo una fuente, quien dijo que alcanzó a ver a la titular de Sedatu, Rosario Robles, que regresó a la Ciudad de México. “Tenía la cara espantada”, comentó.

Muchas personas atestiguaron el momento cuando el personal de seguridad, colaboradores de segundo nivel, así como conductores de las camionetas que trasladaban a los funcionarios llamados enlaces federales con los pueblos del sur de Oaxaca.

A esas horas, los integrantes del gabinete federal ya habían sido informados que a las 13:14 se había registrado un sismo de 7.1 que había afectado Morelos, Puebla, Estado de México y la Ciudad de México y entendieron por qué el presidente había cancelado su gira al Istmo.

“No quiero que nos olviden”, dijo el obispo Arturo Lona Reyes

Un convoy de cinco vehículos de la Policía Federal salió después de las 14:00 horas de Juchitán, con destino a la Base Aérea de Ciudad Ixtepec. “¿Nos van a olvidar?, preguntó Martín, un taxista de Juchitán que venía de un viaje de Tehuantepec.

En el trayecto de San Mateo del Mar, el obispo emérito de Tehuantepec, Arturo Lona Reyes, supo del sismo que dañó a la Ciudad de México. “Me duele, me duele mucho, pero espero que no nos abandonen acá en el Istmo”, dijo

Para el obispo emérito de Tehuantepec, “hay un riesgo de olvido y abandono”, luego del sismo que golpeó a las entidades de Morelos, Puebla, Estado de México y la CdMex. “Es un riesgo grande porque frente a las metrópolis, estamos las pobres comunidades indígenas”, señaló preocupado.

Mientras tanto, los dirigentes de la Canaco del Istmo expresaron su inquietud que la atención gubernamental deje de estar presente en el Istmo, tras el sismo que afectó a la Ciudad de México. “Pedimos un apoyo para reactivar la economía”, señaló.

Estamos en emergencia, dice alcalde juchiteca

Tras conocer que el presidente Peña Nieto suspendió su gira programada al Istmo de Tehuantepec, minutos después que se registró el sismo de hoy en límites de Puebla y Morelos, la presidenta municipal deJuchitán, Gloria Sánchez López (PRD), pidió al gobierno federal que "no nos abandone porque nuestro municipio fue el más afectado por el terremotos del siete de septiembre y aún estamos en emergencia".

"Nos habían informado que el Presidente de México, Enrique Pepa Nieto, nos visitaría hoy después de ir a la población de Santiago Niltepec, pero después de la una y media de la tarde el delegado de gobierno, Pastor Hernández nos dijo que la gira se había suspendido por el sismo que se sintió en la Ciudad de México", explicó la alcaldesa juchiteca, Gloria Sánchez.

Espero, añadió, que las afectaciones registradas en la Ciudad de México, Puebla y Morelos no desvíen la atención del gobierno federal y desatiendan la emergencia que tenemos en el Istmo de Oaxaca y sobre todo la emergencia que vivimos en Juchitán donde hay miles de damnificados que perdieron a sus familiares y perdieron sus viviendas, dijo Gloria Sánchez López.

El terremoto del jueves 7 de septiembre provocó la muerte de 36 personas y el derrumbe de unas dos mil viviendas y el colapso de otras tres mil de acuerdo con la información oficial, además afectaciones severas a escuelas, como el Centro Escolar Juchitán, así como daños a iglesias y edificios públicos como el palacio municipal.

"Exhorto al gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, a que no deje de tocar las puertas de la Federación, que le recuerde al presidente Peña que en Oaxaca 41 municipios del Istmo de Tehuantepec están devastados y que Juchitán aún sigue la emergencia y esperamos los apoyos para la reconstrucción y la reactivación de la economía regional", señaló la alcaldesa juchiteca, Gloria Sánchez López.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS