Laicismo nos ha destruido como sociedad: “El Bronco”

El gobernador Jaime Rodríguez señaló que los graves problemas como drogadicción y violencia no se resuelven tapando baches sino con algo más que voluntad. “Se necesita la fe”, dijo
Foto: Archivo/EL UNIVERSAL
14/09/2017
23:45
David Carrizales / Corresponsal
Monterrey, NL
-A +A

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, señaló en un evento para prevenir la violencia contra las mujeres, que los graves problemas del país, como la drogadicción, la violencia y la maldad, no se resuelven tapando baches o construyendo un hospital, sino con algo más que voluntad: “se necesita la fe, la esperanza, el corazón, el espíritu y el alma, todo el conjunto para lograr lo que uno nunca ha sido”. Además, durante una reunión previa, para prevenir la drogadicción, sostuvo que el laicismo nos ha ido destruyendo como sociedad.

En su discurso durante  el acto “Sirviendo por una vida libre de violencia hacia mujeres y niñas", al que acudieron más de mil 300 representantes del sexo femenino, "El Bronco", no habló del tema, y presentó un video para celebrar que hace tres años -después de 33 como militante del PRI-, se declaró independiente, y emprendió la ruta que lo llevó a la gubernatura.

En el mensaje, Rodríguez Calderón señala, “es tiempo ya de que empecemos a construir la nueva independencia de este país, todos tenemos la oportunidad de ser felices si logramos eso”. Este México será mejor, si todo se puede hacer cuando tienes las ganas de hacerlo. Nada es imposible, todo es posible”, dice el gobernador en el clip.

Este país, expresa, “necesita de más locura, de menos pasividad, de más creatividad, de más atrevimiento, de menos conformismo”. Es tiempo hoy ante la adversidad, empezar a desarrollar nuestro talento”.

Las asistentes que fueron dotadas de camisetas moradas que distinguen al gobierno independiente, escucharon al bronco decir, “siempre he creído que no solamente tenemos que hablar de violencia, tenemos que hablar bien de nosotros, y así la violencia se termina”.

Luego señaló que un día como hoy de hace tres años, “yo decidí quitarme todas mis telarañas mentales y tomé una decisión, de poder generar conciencia y renuncié a mi actividad en un partido político, hoy Dios es grande conmigo porque me da la oportunidad de festejarlo aquí con ustedes".

"El Bronco" agregó que así como mucha gente culpa de todo al gobierno, y dice que todo debe resolverlo, “así me la pasé muchos años echándole la culpa a otros, pero cuando tomé la decisión de verme frente al espejo y decirme yo mismo, has perdido mucho tiempo”. Por eso, afirmó, a partir de hoy “intentaré hacer las cosas que en el pasado no hice”.

Y se tiene que hacer sin la confronta, siguiendo tus ideas despertando conciencias, quitando la dádiva y el asistencialismo, haciendo que cada persona haga por sí mismo lo que no ha hecho en el pasado y entonces desterraremos la violencia, expuso "El Bronco".

“Pero se necesita algo más que la voluntad, se necesita la fe, la esperanza, el corazón, el espíritu y el alma, todo el conjunto para lograr lo que uno nunca ha sido”, señaló.

Cada uno de nosotros tenemos una misión, hay que encontrarla, yo ya sé qué es lo que debo de hacer y sé que voy a tener enfrente de mí mucha crítica, mucha denostación, a muchos no le va a caer bien, pero yo sé cuál es mi misión, que es precisamente hablarles y hacerlo con mi corazón, agregó.

Aquí estoy, tratando de generar en ustedes conciencia,  para generar un cambio de actitud, necesario para resolver los grandes problemas que tenemos que no son los baches, el huracán, el temblor, lo que ustedes tienen en su casa, el problema es que nos invade un gran cáncer que se llama drogadicción, violencia, maldad, que no se vence  tapando un bache, construyendo un edificio o un hospital.

“Los nuevoleoneses tenemos un carácter único, atrevido, pero necesitamos sacar nuestra locura y utilizarla porque aquellos cuerdos, tranquilitos, pasivos no han hecho nada”, señaló El Bronco.

"El laicismo nos ha destruido"

Previamente, el gobernador encabezó un convenio de asociaciones civiles y dependencias de gobierno, para prevenir la drogadicción y el delito, donde afirmó que ha visto una sociedad desentendida o quizá creyendo que todo está bien, porque “no se ha metido para vencer el cáncer de la drogadicción, que luego genera maldad, violencia, desintegración y confrontas muy fuertes”.

El problema es muy complicado porque “hemos sido muy laxos, o quizá hemos sido irresponsables por muchos años, y ahora nos toca enderezar a la sociedad, pero no podemos hacerlo si está ciega y sorda, mientras, se nos está pudriendo la nueva generación por ese maldito vicio, por eso lucharé para que no se legalicen las drogas".

Expuso entonces que "el gobierno necesita trabajar también en la fe, ya no andar con esas idiotas diferencias entre que si creemos o no en algo porque somos laicos, (porque) eso nos ha ido destruyendo”.

En el acto donde hubo representantes de diversas iglesias, "El Bronco" agradeció “la oportunidad que me da Dios de poder hablar con ustedes, de poder sensibilizar su corazón y su alma, para resolver el problema que nos atañe a todos: el consumo de drogas”.

"Quizá estoy hablando como un pastor o como un padre, como un cura, pero soy un simple ciudadano que gobierna este estado".

En este contexto, aseveró Rodríguez Calderón, “construir un hospital o arreglar el metro, hacer un doble piso o un tercer piso, por que transiten todos, incluyendo los que venden o consumen drogas, es lo más sencillo, lo simple del mundo, porque lo más complicado y lo que deseo, es cambiar la actitud del que me escucha”.

Si nosotros creemos en algo, Dios es grande, dijo El Bronco -¡Amen!, respondió un coro-,  lograremos cambiar la actitud de muchos aunque seamos pocos, y así como hoy a las iglesias y asociaciones civiles, vamos a sumar a todos los maestros, a todos los policías y a todo el gobierno. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS