Hallan desvío de dinero en gobierno de Duarte

Orfis detecta irregularidades en finanzas de 3 secretarías b Beneficiaron con contratos ilegales a empresas “fantasma”
18/10/2017
01:09
Edgar Ávila / Corresponsal
Xalapa
-A +A

Durante el último año del gobierno de Javier Duarte de Ochoa, el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) detectó irregularidades y desvío de dinero público desde tres dependencias del gobierno estatal: la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas, la de Seguridad Pública y la de Educación.

El documento, en poder de EL UNIVERSAL y que será analizado por diputados locales en las próximas semanas, revela que las secretarías permitieron asignaciones ilegales de contratos y, a empresas “fantasma”.

Cuentas sin control. El área educativa resultó ser la más dañada, pues los auditores encontraron uso irregular de 59 cuentas bancarias a nombre de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV). En total, 43 cuentas no se encontraron registradas en la Balanza de Comprobación, por lo que se desconoce su origen, aplicación o soporte documental.

Las auditorías detectaron un presunto daño patrimonial por 724 millones 469 mil pesos, por asignación de contratos de manera ilegal; así como compra de útiles escolares a sobre precio y juguetes sin entregar.

Los documentos establecen que se emitieron 70 observaciones por graves irregularidades en las Actas Administrativas de Entrega-Recepción de la Dirección de Recursos Financieros y las Actas Circunstanciadas; se descubrieron siete cuentas bancarias que presentan movimientos desconocidos por 661 millones de pesos.

Además, se hallaron 25 cuentas bancarias canceladas durante los meses de febrero, julio, agosto y septiembre de 2016, de las que no se tiene registro, y dos de ellas presentan movimientos en los meses anteriores a su cancelación.

De la revisión a los bienes inmuebles registrados por la Secretaría al 31 de diciembre de 2016, se detectó que en el mes de septiembre se llevaron a cabo bajas en su contabilidad y en el inventario, por un importe de 109 millones de mobiliario escolar e incluso instrumentos musicales, pero dado el costo unitario de estos, debieron seguir considerándose en el activo.

Obras fantasma, en todo el estado. En total, Orfis puntualizó que se pagaron más de 80 obras públicas, asignadas sin licitación y que algunas de ellas jamás se llevaron a cabo; mientras que otras se abandonaron o se edificaron con graves deficiencias en su estructura.

Durante las auditorías practicadas al ejercicio fiscal de 2016, ya remitidas al Congreso del Estado, se encontró un probable daño patrimonial por un monto de 91 millones 441 mil pesos en la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas.

En 84 observaciones, el órgano auditor encontró irregularidades en obras realizadas con recursos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), Obra Estatal Directa, del Fondo de Fortalecimiento Financiero y del Fondo de Contingencias Económicas para Inversiones.

Los auditores señalaron de manera directa al ahora ex secretario de la dependencia, Tomás José Ruiz González (ex director de la Lotería Nacional y ex presidente del SAT), por haberse conducido de manera omisa.

Compras irregulares de neumáticos y alimentos. Por otra parte, entre las irregularidades detectadas en la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz durante 2016, destacan la compra de neumáticos, gasolina y refacciones automotrices, de los que no se sabe su destino.

Con un total de 21 observaciones, el Orfis detectó en dicha dependencia un probable daño patrimonial equivalente a un monto de 214 millones 590 mil pesos. La Secretaría de Seguridad adjudicó de manera directa contratos por concepto de arrendamiento, servicios de alimentación, combustibles y adquisición de bienes, sin evidencias del servicio.

Por ejemplo, detectaron que hubo asignaciones directas para la compra de alimentos, víveres y desechables por montos que iban desde los 40 hasta los 80 millones de pesos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS