"Guerrera Mixteca", sin descanso para internacionalizarse

María Goreti dedica cuatro horas de entrenamiento al día pese a trabajar ocho horas como abogada en la Secretaría de Finanzas; los boxeadores profesionales, que son campeones, reciben millones de pesos y una boxeadora destacada sólo puede aspirar a percibir un millón
La boxeadora María Goreti "Guerrera Mixteca" Ramírez pelea sin descanso para internacionalizarse
María Goreti también trabaja como abogada; su sueño es ganar un campeonato mundial (FOTO: MARIO ARTURO MARTÍNEZ. EL UNIVERSAL)
04/03/2018
03:36
Lizbeth Flores/Corresponsal
-A +A

[email protected]
 

Los días de la Guerrera Mixteca inician a las cinco de la mañana. Las primeras luces del día la acompañan en el entrenamiento que le permitirá cumplir su sueño: llevar a Oaxaca a un campeonato mundial.
 

Boxear, a nivel internacional, y ganar es lo que motiva todos los días a la púgil profesional María Goreti Ramírez Sánchez, quien se encuentra en el lugar ocho del ranking de boxeadoras a nivel nacional.
 

La lucha de la Guerrera Mixteca —como se le conoce dentro del mundo del pugilismo—, no sólo ha sido en el ring desde 2009, sino en la vida diaria. A diferencia de los demás deportistas de alto rendimiento, ella trabaja como abogada para el financiamiento de su deporte.
 

María es la única boxeadora profesional activa de Oaxaca que ha destacado a nivel nacional en las categorías de minimosca y mosca. Actualmente se prepara para su décimosegunda pelea, programada para el 16 de marzo en Tijuana, Baja California, donde enfrentará a Brenda "La Bonita" Flores.

mujeres_box.jpg
FOTO: MARIO ARTURO MARTÍNEZ. EL UNIVERSAL​

Largas jornadas. Orgullosa de sus raíces y confiada en su talento, la Guerrera Mixteca entrena cuatro horas al día. Nada la detiene en la construcción de su meta, ni siquiera sus largas jornadas como abogada en la Secretaría de Finanzas del gobierno de Oaxaca.

Admiradora de las campeonas mexicanas Mary Villalobos, Ana María Torres y Jaqueline Nava, la oaxaqueña se sube también al ring de lo legal, así puede financiar su entrenamiento.
 

“Si no trabajo, no tengo ni para comer, menos para el deporte, por eso me he aferrado a tener que trabajar y tener que entrenar. Ha sido frustrante porque la vida de un deportista de alto rendimiento es dedicarse a entrenar y descansar”, destaca la Guerrera.
 

Los días de la boxeadora comienzan a las cinco de la mañana: de siete a ocho se dedica a entrenar, luego acude a la oficina, para finalmente volver al ring cuando cae el sol. A las nueve de la noche su firmeza, sonrisa y entusiasmo siguen vivos.
 

“Yo no vivo del boxeo, eso es lo ideal. A veces digo ‘soy una deportista de alto rendimiento’, pero no es cierto, yo hago mi mayor esfuerzo”, señala María y explica que ante las carencias no se considera como tal.
 

Lo cierto es que, pese a estas adversidades, es una boxeadora reconocida y admirada. En 2009 comenzó como amateur, cuatro años después como profesional; desde esta etapa ha competido en 11 peleas ante boxeadoras mexicanas; cinco de ellas ganadas y seis perdidas por decisión.

maria_goreti_boxeadora_oaxaquena_57094537.jpg
FOTO: MARIO ARTURO MARTÍNEZ. EL UNIVERSAL

Su lucha continúa después del ring porque una vez que regresa a Oaxaca de alguna pelea en el país, no lo hace para descansar, sino para continuar su jornada laboral y entrenamiento.
 

“Cuando mis peleas son en sábado regreso el domingo, me ha tocado ir los lunes a la oficina con todo y ojos morados (...) no descanso, no me puedo dar el lujo de agarrar una semana o un mes”, refiere Goreti.
 

La Guerrera Mixteca ha vencido la falta de apoyo al deporte en Oaxaca, el machismo y las jornadas de trabajo; pero aún no lo ha hecho contra el abismo del pago que existe entre el boxeo varonil y femenil.
 

Mientras los boxeadores profesionales, que son campeones, reciben millones de pesos, una boxeadora destacada sólo puede aspirar a percibir un millón. En su caso, relata María, la mejor paga que ha recibido no supera ni los 15 mil pesos.
 

“Para mí lo más sufrido es el pago, porque hay peleas en que me dicen ‘te ofrezco 500 pesos por round’, ¡es una burla!”, lamenta.

maria_goreti_boxeadora_oaxaquena_57094549.jpg
FOTO: MARIO ARTURO MARTÍNEZ. EL UNIVERSAL

María Goreti se encarga de financiar todos sus gastos, desde el uniforme, que tiene un costo de 5 mil pesos, hasta la comida y el transporte. Además, tiene que pagar sus gastos de promoción.
 

Sin embargo, todos sus sacrificios parecen rendir fruto. Después de nueve años en el boxeo, su sueño de pelear a nivel internacional finalmente se hará realidad, el próximo 12 de abril se subirá a un ring en Canadá.
 

“Lo que quiero es pelear un campeonato mundial, pero no ir a perder, sino a ganar”, afirma la Guerrera Mixteca.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS