Golpean a civiles y reporteros durante desalojo en Tijuana

Destruyeron computadoras y celulares; Marco Antonio Sotomayor, secretario de Seguridad Pública, reconoció que hubo faltas al protocolo en la actuación de algunos oficiales
Policía de Tijuana golpea y detiene a civiles y reporteros durante desalojo
En total fueron detenidas cinco personas por faltas administrativas, y dos mas por portación de arma, quienes fueron presentadas ante la PGR (Fotos: Especiales)
05/04/2018
21:59
Gabriela Martínez / Corresponsal
-A +A

Tijuana.- Civiles y reporteros fueron golpeados por oficiales de la Policía de Tijuana durante un operativo para desalojar a residentes del área identificada como El Monumento, en la delegación de Playas de Tijuana, del lugar donde vivían debido a que presuntamente compraron sus terrenos a una persona pero que fue reclamado por un tercero que pidió le restituyeran la propiedad.

Alrededor de 10 oficiales de la corporación municipal llegaron junto con un actuario jurídico del Ayuntamiento de Tijuana para sacar de sus casas a la gente que vive en esos terrenos, argumentando que un juez federal otorgó un amparo y reconoció la propiedad a una persona que aseguró que la actual empresa que se identifica como propietaria lo despojo de sus predios.

Al llegar a El Monumento, los residentes se negaron a retirarse. Incluso desde un día antes convocaron a una rueda de prensa para denunciar públicamente que el municipio quería arrebatarles sus casas, por lo que al intentar desalojarlos ya había reporteros en el sitio documentando los hechos.

Uno de ellos fue el periodista Antonio Maya, quien trabaja para el portal de noticias La Jornada Baja California, quien al ver cómo los policías pateaban en grupo a una de las personas que se rehusaba a retirarse, intento fotografiar y captar un video sobre la agresión, sin embargo, los mismos policías crearon un cerco que no sólo evitó el paso de los periodistas sino que también impedía documentar las agresiones.

Maya cruzó el blindaje que los policías crearon con sus escudos, y comenzó a grabar cómo pateaban a un joven, pero un oficial lo alcanzó y le dio un puñetazo que le partió el labio. Otro más lo agarró del cuello para someterlo; luego alguien le dio un manotazo que le tumbó su celular y lo quebró, finalmente, ya en el suelo le patearon las costillas.

“Sentí hasta el casquillo de la bota en el cuerpo. Yo no creo que ninguno de los compañeros nos merecíamos ese trato, los golpes no son parte del protocolo; todavía cuando me identifiqué y quería sacar mi identificación de reportero, uno de ellos me dijo ‘ni madres’, y me seguía pegando”, narró el reportero.

Otra de las víctimas fue la reportera del canal de televisión PSN, Yolanda Caballero, quien resultó con lesiones en una de sus manos por los jaloneos de los oficiales que le impedían realizar su trabajo para documentar las agresiones contra la gente y la prensa.

El fotoperipodista José Antonio Camarillo, no solo fue agredido sino también detenido. El argumento, según el juez municipal a donde fue presentado, es que obstruyó el trabajo de los oficiales de la Policía de Tijuana durante el desalojo, pero según las palabras del fotógrafo, su detención ocurrió cuando grabó la golpiza de los elementos en contra del reportero Antonio Maya.

“A mí lo que me indignó es cómo tenían a los compañeros y el trato que les dieron, estamos en una situación muy crítica en Tijuana como para esperar este tipo de agresiones por parte de la autoridad”, lamentó.

El secretario de Seguridad Pública de la ciudad, Marco Antonio Sotomayor, dijo que revisaran la actuación de los oficiales que participaron en el operativo y en cuanto a los policías identificados como los agresores de los residentes y reporteros estarán fuera de actividades que tengan contacto con la gente, hasta que concluya la investigación y tanto Sindicatura como la Comisión de Desarrollo Policía confirme si hubo abuso de autoridad.

“En los videos está claro, algunas acciones, que considero lamentables de algunos de nuestros elementos, pero también que algunos reporteros estaban en medio de la valla lo cual no debe de ser”, advirtió el funcionario.

En total fueron detenidas cinco personas por faltas administrativas, y dos mas por portación de arma, quienes fueron presentadas ante la Procuraduría General de la República (PGR).

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS