Gobierno de Q.Roo contempla reestructuración de deuda pública

El gobernador Carlos Joaquín González indicó que también se analizan otras alternativas como el aumento del Impuesto al Hospedaje, de 3 al 4 por ciento, o un reajuste al gasto gubernamental
Foto: Cortesía de Gobierno estatal
12/12/2017
12:48
Adriana Varillas / corresponsal
Cancún, Q. Roo.
-A +A

El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, admitió que se evalúa aplicar una nueva reestructura de la deuda del estado, pero dijo que para evitarlo analizan otras alternativas, como el aumento del Impuesto al Hospedaje (IH), del 3 al 4 por ciento, o un reajuste al gasto gubernamental.

Entrevistado luego de la instalación de la Comisión de la Evaluación y Apoyo a la Prevención Social de la Violencia y el Delincuencia –la segunda instalada en el país- el mandatario declaró que la reestructura es “una posibilidad”, que esperan pueda quedar en sólo un proyecto.

Su gobierno, el año pasado, decidió reestructurar la deuda contratada por un monto promedio de 19 mil millones de pesos, con la finalidad de mejorar las condiciones de pago, con menos intereses y mayor plazo

El viernes pasado, el titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Juan Vergara, planteó a diputados del Congreso del estado, la posibilidad de reestructura y refinanciar la deuda por segunda ocasión.

“Es solamente un proyecto; estamos buscando alternativas distintas, pero es una posibilidad. Yo espero que no lleguemos a que sea necesario” -dijo y dio opciones para evitarlo- “por supuesto una disminución más fuerte del gasto, un presupuesto mucho más efectivo, que logremos que esos proyectos queden dentro de los montos; seguimos teniendo un déficit presupuestal que venimos reduciendo, pero todavía no es suficiente”.

Entre las opciones, mencionó el incremento del 3 al 4 por ciento del IH, que los hoteleros enteran al gobierno estatal, pero que se cobra a los turistas extranjeros.

La medida está contemplada en la iniciativa para crear una Ley del Impuesto al Hospedaje, como una vía para canalizar el recurso fruto del aumento, hacia la seguridad, con la creación de una ciudad militar, un Centro de Control C-5 y reforzamiento de equipo tecnológico de vigilancia e inteligencia en la materia.

El planteamiento ha detonado el rechazo de las Asociaciones de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, así como de la Riviera Maya.

“Me parece que hay un concepto equivocado en la manera de llevar el Impuesto al Hospedaje, porque siempre consideramos que son los hoteleros los que pagan el Impuesto al Hospedaje; eso es absolutamente falso; los hoteleros son retenedores del Impuesto al Hospedaje y como tal su labor es enterarlo a la parte del fisco estatal (…)

“Tenemos proyectos muy importantes que Quintana Roo requiere, que van más allá de lo que el presupuesto soporta (…) preguntaban cuáles son algunos de los temas que podríamos tomar para no refinanciamiento, bueno, apoyos de este tipo que sin duda pueden darse, estoy seguro que sí y que vienen a apoyar el crecimiento del estado”, expresó.

A pregunta expresa sobre los motivos del rechazo de la hotelería, respondió: “Habría que averiguar, porque posiblemente haya un uso inadecuado del mismo; pero vale la pena hablarlo, dialogarlo, saber que va en búsqueda de un bienestar”.

Durante el segundo semestre de 2017, el presidente de la Asociación de Hoteles de Cancún y Puerto Morelos, Carlos Gosselin, denunció que el destino del Impuesto al Hospedaje, sigue sin transparentarse por parte del gobierno estatal, como ocurrió con la administración pasada, que se conducía con opacidad en torno al uso del gravamen, nacido para invertirse en promoción e infraestructura turística.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS