Gobierno de Oaxaca rechaza que aulas temporales sean inseguras

El titular del Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa afirmó que los salones hechos de PVC resisten a las condiciones climatológicas, sobre todo a fuertes vientos
(Foto: Roselia Chaca/El Universal)
06/01/2018
12:30
Lizbeth Flores/Corresponsal
Oaxaca de Juárez, Oax.
-A +A

Ante las declaraciones de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) de que las aulas provisionales en el Istmo de Tehuantepec son inseguras, el Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa (Iocifed) negó las acusaciones y garantizó la seguridad de los estudiantes y profesores en el reinicio de clases a partir de este lunes, luego de cuatro meses de suspensión por los daños generados por los sismos de septiembre del año pasado.  

El titular de la instancia del Gobierno del Estado, Orlando Hernández Montes, aseguró que los salones temporales construidos con PVC, son seguros y resisten a las condiciones climatológicas, sobre todo a los fuertes vientos ocasionados por el evento de “Norte”.

“Estas aulas, primero no tienen problema, son aulas de PVC y son térmicas, tienen ventilación e iluminación, los niños no tienen ningún problema de seguridad en estas aulas”, indicó, por lo que consideró como un “pretexto” la actitud del magisterio para oponerse al regreso de las actividades académicas.

Debido a los daños ocasionados en la infraestructura educativa a causa de los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, el gobierno de Oaxaca optó por la construcción de 600 aulas provisionales mientras se lleva a cabo la reconstrucción de los planteles afectados.

Aunque estos salones temporales debieron de entregarse en noviembre del año pasado; a dos días del reinicio de clases, sólo están terminados 300. Según el Iocifed, los otros 300 estarán listas a finales de este mes.

Para las aulas provisionales, el gobierno de Oaxaca llevó a cabo los contratos con tres empresas bajo la modalidad de renta, para lo cual destinó 165 millones de pesos, en promedio gastó en cada una 323 mil pesos, con base en lo reportado por Iocifed.

Estos salones serán utilizados únicamente durante el período que se lleve a cabo la reconstrucción de las escuelas, la cual prevé la dependencia que concluya en junio de este año. Para ello, se trabajará en tres etapas y para lo cual se destinarán otros mil 200 millones de pesos, recursos provenientes del Fondo de Desastres Naturales (Fonden).

Para el resto de planteles donde no se construirán aulas temporales debido a que el gobierno canceló esta opción ante el alto costo y retraso en su construcción, las autoridades estatales determinaron la renta de edificios para atender a los alumnos de otras 666 instituciones educativas.

Tan sólo en el Istmo de Tehuantepec, los fenómenos naturales del año anterior causaron afectaciones en mil 290 escuelas de educación básica, de las cuales mil 183 presentan daños menores, 94 requieren de una reparación parcial y 13 de una reconstrucción total.

A nivel estatal, se han contabilizado tres mil 89 centros escolares con algún daño.

pmba

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS