Gobierno de Cancún afirma que no aceptará "chantajes" de los policías

Las autoridades municipales aseguraron que se trata sólo de 100 elementos a los que no se les ha realizado el pago pero indicó que es porque no han acreditado controles de confianza
15/12/2017
21:14
Adriana Varillas / corresponsal
Cancún
-A +A

El gobierno municipal de Cancún, encabezado por el alcalde Remberto Estrada, advirtió que no caerá en "chantajes" ni "posiciones intransigentes", ante la protesta de policías que demandan el pago del programa para el Fortalecimiento de la Seguridad Pública (Fortaseg) y que hoy amagaron con un paro de labores.

Por escrito, el ayuntamiento de Benito Juárez reconoció que existe un adeudo, pero no a toda la corporación, sino sólo a 100 elementos, cuya homologación está pendiente de acuerdo con el criterio establecido por el propio Fortaseg.

Parte de esos criterios tienen que ver con la acreditación de los controles de confianza determinados por el Sistema Nacional de Seguridad Pública, que aún no han aprobado.

"El Ayuntamiento está convencido que, a trabajo igual, debe corresponder salario igual; por ello, se propuso que estos elementos reciban el diferencial con recursos propios del municipio, para que su percepción sea equivalente a los del resto de la corporación.

"Esta propuesta es del conocimiento de todos los elementos policiales, y se les ha señalado que, como garantía, se celebrará un convenio con cada elemento estableciendo el compromiso del municipio", se explicó.

La cobertura no puede ser indefinida, puesto que los agentes de Seguridad Pública deben acreditar los controles de confianza, por lo cual el convenio tendría un plazo máximo de seis meses improrrogables.

De no aprobarse los controles de confianza o que tras seis meses no hayan presentado las evaluaciones, los elementos serán cesados de sus funciones y se iniciará el procedimiento correspondiente.

"Es inaceptable que quienes tienen la responsabilidad de velar por la seguridad y la tranquilidad del municipio, estén impidiendo a la ciudadanía acercarse a cumplir con trámites o solicitar servicios.

"Estamos en contra de posiciones intransigentes, y no toleraremos chantajes. Se ha conminado a los policías que protestan a regresar a las instalaciones de la Secretaría y ahí encauzar sus inquietudes por los canales institucionales", se advirtió.

La autoridad municipal atribuyó las inconformidades a la presunta depuración de la corporación, que el gobierno ha iniciado y garantizó que los policías estarán bajo permanente escrutinio a fin de que cumplan con su misión.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS