Francisco Toledo reclama omisión a lucha contra transgénicos

Francisco Toledo volvió a escribir una carta de reclamo al Presidente por haber ignorado la misiva anterior -de hace tres años- para pedir que México no siga produciendo maíz transgénico
07/09/2017
21:10
Christian Jiménez/Corresponsal
Oaxaca
-A +A

El artista plástico Francisco Toledo reclamó al presidente Enrique Peña Nieto, el haber ignorado una misiva entregada hace tres años y medio con miles de firmas de adhesión; para pedir que México no siga produciendo maíz transgénico.

El también defensor del medio ambiente y protector del legado cultural del estado de Oaxaca, asistió este jueves a la ceremonia de inauguración del Centro Cultural y de Convenciones (CCCO) y a la ceremonia de entrega del Premio Nacional de Exportación 2017 en el marco del XXIV Congreso del Comercio Exterior Mexicano.

Durante su estancia en el complejo, Toledo entregó al Presidente de México una carta en la que reclama al Ejecutivo local el haber ignorado una misiva que fue enviada hace más de tres años a Palacio Nacional.

El texto señala que “el maíz transgénico es malo para México”, el documento de 2014 incluye la argumentación de David Schubert, investigador del Instituto Salk que evidencia los efectos nocivos del glifosato, un herbicida recurrentemente usado y componentes químicos del maíz transgénico.

Fue en mayo de 2014 cuando el artista plástico se sumó a la campaña contra el maíz transgénico y presentó la Declaración de Vida, en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), cuyo objetivo es mantener la lucha contra el uso y cultivo de los granos genéticamente modificados en los campos mexicanos.

Posterior a ello, con una mesa instalada frente al IAGO, el también escultor recabó firmas de ciudadanos y personajes públicos, mismas que fueron anexadas al documento enviado a la Ciudad de México

De acuerdo con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) más del 90 por ciento de los alimentos de maíz que se procesan industrialmente en nuestro país, contienen transgenes, mientras que el 30 por ciento reveló la presencia de glifosato.

La cifra es preocupante, toda vez que al ser consumidos por un gran porcentaje de la población, ésta potencialmente podría desarrollar algún tipo de cáncer o padecimiento neurológico, expone el texto.

“Sentimos que contaminar nuestro maíz, es herir el corazón de México”, citan las líneas firmadas al calce por el pintor.

kcp

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS