Fiscalía de Sinaloa confirma que restos hallados son de Dayana

La menor de cinco años que fue secuestrada al parecer por un hombre cerca de su hogar, en Novolato, Sinaloa
Foto: Especial
17/11/2017
13:06
Javier Cabrera Martínez / Corresponsal
Culiacán
-A +A

La Fiscalía General del Estado de Sinaloa continúa investigando sobre el secuestro y homicidio de Dayana Esmeralda “N”, de cinco años de edad, al verificar que los restos humanos localizados, en San Pedro, Navolato corresponden a la víctima.

Según el dictamen de genética forense, los últimos restos óseos, ubicados en la misma zona, el día 23 de octubre, donde también se localizó el cráneo, corresponden a la menor secuestrada, en la colonia Aguacates, Navolato.

De acuerdo a un comunicado emitido por la Fiscalía General del Estado, peritos e investigadores continúan en la integración de la carpeta de investigación, cuyos avances serán dados a conocer a sus familiares y a la sociedad, dentro del marco jurídico vigente.

Se informó que el pasado 8 de noviembre, en un predio cercano a la sindicatura de Navolato, se localizaron otros restos humanos y vestigios de prendas de vestir, cuya comparación genética arrojó que se trataba de la menor.

Oscar Loza Ochoa, expresidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, dijo que la familia de Dayana está atenta al segundo estudio de genética forense que se le practicará en la Fiscalía de Nuevo León, a los primeros restos encontrados.

La petición de la familia y la comunidad de San Pedro, Navolato, es que este caso sea investigado a fondo y se castigue a los presuntos responsables de su muerte, comentó el luchador social.

El martes 6 de junio de este año, la pequeña de sólo cinco años de edad salió de su hogar, en la colonia Aguacates, con dinero para comprar dulces en una tienda cercana, al retornar fue interceptada por un hombre que fingía reparar una vieja camioneta.

Alma Daniela “N”, madre de la menor, declaró que su hija, el día de los hechos, no asistió a clases, por lo que le prendió la televisión para que se entretuviera, pero en un descuido, ella tomó dinero de la mesa y salió a comprar golosinas.

Vecinos le avisaron que un hombre en una camioneta vieja la intercepto, la subió por la fuerza a la unidad y luego partió del lugar. 

sjno

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS