Fiscalía de Chiapas indaga muerte de beneficiaria de Prospera

Protección Civil estatal se deslinda del accidente; responsabiliza a la instancia municipal
Accidente. La mujer falleció el sábado pasado en la unidad deportiva donde mil 800 mujeres acudieron a recibir recursos de Prospera. (ESPECIAL)
20/03/2018
02:58
Óscar Gutiérrez y María de Jesús Peters / Corresponsales
-A +A

Tuxtla Gutiérrez.— La fiscalía estatal  inició la investigación por la muerte de una mujer de la tercera edad, quien cayó en una alberca vacía durante la entrega de recursos del programa federal Prospera en el municipio de Arriaga, el pasado sábado. Protección Civil de la entidad se des- lindó de lo ocurrido.

Identificada como Celia Marroquín de Paz, de 78 años, la persona falleció en la unidad deportiva donde mil 800 mujeres acudieron a recibir recursos del programa social y accidentalmente perdió el control y cayó de espalda a la fosa vacía.

La Fiscalía de Distrito Ist- mo-Costa ordenó el desahogo de diversas diligencias ministeriales y pidió un informe detallado del protocolo de actuación implementado por las autoridades de Protección Civil  para reducir riesgos durante la concentración de beneficiarios de Prospera, además de que en las investigaciones se buscará establecer si el inmueble contaba con medidas básicas.

El secretario estatal de Protección Civil, Luis Manuel García Moreno, deslindó a su dependencia del accidente, puesto que aseguró que protección municipal de Arriaga no solicitó el apoyo institucional para reforzar la logística preventiva y de seguridad.

“Esperamos el dictamen de la fiscalía. Si hubiera responsabilidad por omisión se pedirá el cese del titular de Protección Civil de Arriaga, Shane Terrance James Ley, para que responda por sus actos ante las autoridades correspondientes”, afirmó García Moreno.

El funcionario estatal señaló que el operativo no fue el adecuado, “porque no se delimitó la alberca vacía, no se pusieron vallas ni se dispusieron de pasillos ni de agua potable para hidratar a la gente”.

Eventos sin control. Como lo dio a conocer EL UNIVERSAL, la entrega de programas sociales en Chiapas se han convertido en eventos de alto riesgo por la falta de organización, la asistencia masiva (principalmente de mujeres) y las condiciones en que se realizan los actos (con muchas horas de duración y a temperaturas de hasta 40 grados).

El pasado 12 de marzo, en los municipios de Tonalá, Villa de Comaltitlán, Escuintla y Tapachula, decenas de mujeres resultaron con golpes y deshidratadas durante los eventos donde acudió el gobernador Manuel Velasco a realizar el pago del programa Salario Rosa, de 300 pesos.

El incidente más reciente se registró el pasado sábado en la capital del estado, donde se entregaría el Salario Rosa, pero hubo empujones y desorganización poniendo en riesgo a las madres que llevaban a sus hijos en brazos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS