Expulsan de ejido a siete Tojolabales, entre ellos tres niños

La expulsión fue realizada por integrantes de la Central Independiente de Organizaciones Agrícolas y Campesinas-Histórica. A la fecha suman 58 tojolabales echados del poblado por luchas de tierras
 Expulsan a siete Tojolabales, tres niños entre ellos
Fotografía: Jorge Serratos. Archivo/EL UNIVERSAL
25/03/2018
13:51
Oscar Gutiérrez / Corresponsal
-A +A

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- Cuatro adultos y tres niños fueron encarcelados y luego expulsados del ejido Las Cruces, en el municipio de Las Margaritas, por integrantes de la Central Independiente de Organizaciones Agrícolas y Campesinas-Histórica (CIOAC-H). A la fecha suman 58 tojolabales echados de ese poblado por la pugna de tierras, denunciaron los agraviados.

Pablo Gómez Jiménez, representante de los expulsados, que se integran en el Frente de Organizaciones Sociales Independientes de Chiapas (Fosich), acusó que alrededor de las 16:00 horas del viernes pasado, “hombres y mujeres de la CIOAC-H del ejido Las Cruces, que portaban armas de fuego” detuvieron a Roque Gómez Jiménez, Lucio Velasco Gómez, Aída Luz López Gómez, Felipa Jiménez Rodríguez, ex comisariada ejidal y tres niños, “a quienes luego expulsaron”.

Relató que antes de que fueran liberados, a las 19:00 horas de ese mismo día, los agresores “hicieron caminar descalzos, alrededor de la comunidad a los cuatro adultos y tres niños, luego los llevaron  al camino que conduce al crucero de la ranchería El Progreso y los expulsaron del ejido”.

En rueda de prensa en San Cristóbal de las Casas, Gómez Jiménez, afirmó que los integrantes de la CIOAC-H “no les permitieron sacar nada de sus pertenencias. Todas sus cosas y los animales quedaron en Las Cruces”.
El conflicto por las tierras inició hace 21 años en el ejido Francisco I. Madero, de donde son originarios los 58 indígenas expulsados en diferentes fechas, actualmente desplazados en la cabecera municipal de Las Margaritas.

El vocero de Fosich denuncio que la CIOAC-H los despojó de sus tierras y pertenencias en 1996. Derivado de esa agresión 45 familias (más de 120 personas) se desplazaron y fundaron el ejido Las Cruces, en una superficie de 45 hectáreas, donde el gobierno federal les otorgó 260 hectáreas. Ese fideicomiso concede a 52 campesinos derechos agrarios individuales de cinco hectáreas.

Acompañado de los siete nuevos expulsados, Gómez Jiménez, dijo que las 45 familias del nuevo asentamiento se dividieron, una parte se integró a la CIOAC-H , y otra es independiente.
Agregó que los campesinos, que hace unos tres años se afiliaron a la CIOAC-H, “falsificaron” la escritura de los terrenos y comenzaron a presionarlos para que pagaran sanciones económicas con el pretexto de que no cooperaron para elaborar la escritura.

Él mismo, aseveró, fue víctima “de secuestro” cuatro días, el 3 de abril del año pasado. Le arrebataron la escritura, y a partir de ahí inició el proceso de expulsión.
Me corrieron el año pasado. Nos fueron expulsando por etapas. El viernes fue el último grupo. En total somos 58 personas (14 familias) que estamos desplazados en la cabecera municipal de Las Margaritas, denunció el dirigente campesino.       

Los agraviados exigieron el restablecimiento del orden y la legalidad en la zona. Que nos regresen las tierras y regresemos a nuestras casas; ya son 21 años de sufrimiento, antes de que utilicemos nuestros usos y costumbres, con los que se pasa a arrasar con todo, clamaron.

mpb

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS