Exigen justicia por desaparición de maestro jubilado en Morelos

Albino vivía en el pueblo mágico de Tepoztlán y el 16 de marzo del año pasado fue visto por última vez en la calle Galeana esquina con Reyna Xóchitl, a unas cuadras del centro de ese municipio
16/03/2018
21:15
Justino Miranda / Corresponsal
-A +A

Cuernavaca, Morelos.- A un año de la desaparición del maestro Albino Quiroz Sandoval, sus familiares acusaron que la carpeta de investigación sigue sin avanzar, y a pesar de que hoy estaba programada la audiencia intermedia fue aplazada porque al parecer existe un amparo a favor del acusado.

Albino vivía en el pueblo mágico de Tepoztlán y el 16 de marzo del año pasado fue visto por última vez en la calle Galeana esquina con Reyna Xóchitl, a unas cuadras del centro de ese municipio. Sus familiares contaron que Albino acudió a comprar unos enseres a la ferretería más cercana pero ya no regresó.

A un año de su desaparición sus familiares protestaron en los Juzgados de Primera Instancia, de Control y de Juicios Orales para exigir justicia.

Los seis integrantes que acompañaban a Juan Carlos Quiroz, hijo de Albino, se trasladaron a la ofrenda dedicada a las víctimas instalada en las puertas del Palacio de gobierno, y ahí advirtieron que no permitirán que se abrevie el proceso porque aseguraron el imputado está acusado de secuestro agravado con intención de hacer daño.

Juan Carlos refirió que desconocen el paradero de su padre pero su auto fue encontrado estacionado frente a un local donde un abogado ofrecía servicios de escritorio público y representación legal, hoy el litigante está detenido como presunto responsable.

El hijo de Albino informó que en septiembre concluyó el proceso de investigación pero hasta la fecha desconocen su paradero y la forma en que el supuesto abogado logró que su padre saliera de su oficina, porque era una persona persona que salía de su casa pocas veces.

Los familiares de Albino Quiroz Sandoval recuerdan que el maestro estaba en medio de una reparación casera cuando salió a comprar unos enseres a la ferretería. De acuerdo con los testimonios el profesor jubilado llegó al local, hizo sus compras y después salió. Su automóvil fue localizado cerca de ahí, pero de su persona nada se supo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS