Estudiantes denuncian acoso en la Universidad de Sonora

Alumnas exhiben casos que han sufrido en la institución; acusan a profesor quien fue separado del puesto en 2015
Las jóvenes tuvieron un pleito con dos estudiantes, uno de ellos hijo de un maestro señalado, quienes el día 24 de agosto les arrancaron el tendedero en el que denuncian a sus agresores. (AMALIA ESCOBAR. EL UNIVERSAL)
26/08/2017
01:18
Amalia Escobar / Corresponsal
Hermosillo
-A +A

[email protected]

Una gran polémica se desató luego de que desde hace tres días estudiantes de la Universidad de Sonora crearon el “Tendedero de Acoso Sexual” en el que señalan a estudiantes y catedráticos.

Sheila Hernández, estudiante de la licenciatura de Ciencias de la Comunicación y presidenta de la Comisión Estudiantil de Género, de la División de Ciencias Sociales, de la agrupación Nosotras Colectiva, dijo que este movimiento inició por el acoso que sufren las mujeres.

El martes 22 de agosto se reunieron en una sala del edificio 9C de la Universidad de Sonora, donde se convocó a toda la población estudiantil para discutir el tema de acoso y hostigamiento que se vive en el interior del campus. Ahí se determinó expresar en forma pública su inconformidad y exhibir los casos de los cuales han sido víctimas, entre ellos el de un catedrático, del Departamento de Sociología y Administración Pública, quien fue denunciado en septiembre de 2016 y la Universidad de Sonora le programó clases en el semestre 2017-2, luego de que el periodo 2017-1 lo pasara de vacaciones.

Sheila Hernández dijo que al docente se le había separado del cargo en 2015, por los mismos motivos y le volvieron a dar un puesto.

“Es claro que el profesor debería ser expulsado de la universidad por sus antecedentes y el peligro que representa para las estudiantes de la escuela, exigimos a las autoridades hagan su trabajo”, declaró.

El primer tendedero se colocó en la Escuela del Departamento de Comunicación y Psicología; luego en la Escuela de Derecho, Jardín del Estudiante y Escuela de Letras.

Las jóvenes tuvieron el primer roce con dos estudiantes, uno de ellos hijo de un maestro señalado, quienes el día 24 de agosto les arrancaron el tendedero y sobrevino un altercado en el interior de la institución. En el tendedero se pueden observar frases escritas a pulso por las estudiantes. Son oraciones que dicen sus compañeros y docentes: “¿Con esto ya no nos vamos a echar un taco de ojo?, ¡tan sabroso que es eso!”, “¡tu ropa me asusta, ¡quítatela!, “a la compañera se le olvidó algo hoy: las nalgas”, “si quieren tener intimidad, les presto la llave de mi cubículo”, “me gusta tener a mis alumnas en Facebook para verlas en bikini”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS