Entérate. Lo que debes de saber del paracaidismo en México

Las empresas que ofrecen el servicio de paracaidismo deben estar reguladas, vigiladas y autorizadas por instancias federales y tener licencias de operación
Entérate. Lo que debes de saber del paracaidismo en México
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
28/03/2018
15:27
Roselia Chaca / Corresponsal
-A +A

Puerto Escondido, Oaxaca.- Diversas empresas o clubes de paracaidismo ofrecen sus servicios de salto en ciudades como Guadalajara, Monterrey, Culiacán, Celaya, León, Querétaro, Cuautla, Puebla y destinos de playa como Puerto Escondido, Oaxaca, al igual que Playa del Carmen y Cozumel, ambas ubicadas en Quintana Roo. 

Muchas empresas de este tipo son miembros de la Confederación Deportiva Mexicana, la Comisión Nacional de Cultura Física y el Deporte (Conade) a través de la Federación Mexicana de Aeronáutica A. C., y cumplen con las normas que se les establece para volar y saltar, aunque en los convenios que le ofrecen a firmar a sus clientes, se deslindan de accidentes.

Los precios para saltar varían de acuerdo con el servicio y el lugar. Algunas empresas, como el Centro Deportivo de Paracaidismo Cuautla A.C., cobran el salto en Puerto Escondido a 500 pesos; cuando el cliente quiere que un instructor salte junto con él se le cobran 2 mil 300 pesos; si el interesado toma el curso de siete saltos, se le cobran 25 mil pesos. Paracaidismo México ofrece el servicio a partir de 2 mil 850 pesos. 

De acuerdo con las empresas que ofrecen sus servicios vía internet, los requisitos para hacer paracaidismo son: pesar menos de 80 kilos, usar ropa adecuada y avalada, estar en buenas condiciones físicas, además de no estar drogado y alcoholizado.

Usualmente, antes de saltar, el instructor le dará una plática al cliente de máximo 15 minutos. Después, el avión deberá volar a unos 4 mil metros para efectuar el salto acompañado; se estima que la caída libre llega a ser de hasta mil 500 metros, altura aprobada para que el paracaídas abra y se maniobre el aterrizaje en una zona previamente autorizada. La velocidad de la caída es de 250 kilómetros por hora. 

Dichos clubes y empresas deben estar regulados, vigilados y autorizados por instancias federales como la Dirección General de Aeronáutica Civil de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), deben cumplir con la Ley de Aviación Civil y con la Norma Oficial Mexicana Emergente, además de tener licencias de operación por parte de autoridades municipales. 

En el caso de la empresa Centro Deportivo de Paracaidismo Cuautla A.C., en Puerto Escondido, donde hace una semana sucedió un accidente de maniobra en el aterrizaje en la Playa Zicatela, en el cual murió una mujer de nombre Úrsula Hernández, esposa de uno de los socios. 

La autoridad municipal de Santa María Colotepec suspendió temporalmente la licencia de funcionamiento que se le había otorgado a la empresa, mientras que la Dirección de Aeronáutica Civil les dio luz verde para volar, puesto que cumplen con los permisos vigentes de acuerdo a la normativa aeronáutica y sus reglamentos.

Entre esos, la Norma Oficial Mexicana Emergente que establece los requisitos técnicos a cumplir por los concesionarios y permisionarios del servicio público de transporte aéreo para la obtención del certificado de explotador de servicio aéreo, así como los requisitos técnicos a cumplir.

En menos de una semana, el ayuntamiento de Colotepec recibió una carta donde se solicitó apoyo económico para fines publicitarios y de transporte, apoyo que complementará aspectos logísticos que ayuden a la realización de un proyecto de paracaidismo de impacto internacional, proyecto que, según sus predicciones, dará a conocer Playa Zicatela como un lugar seguro para dicha práctica. 

El cabildo municipal de Colotepec está analizando la petición, aunque esta posición de la autoridad también se debe, en mucho, a la presión que recibe por parte de un sector de los prestadores de servicio, quienes ponen en duda la verdadera derrama económica que deja la empresa en Puerto Escondido y que los dueños son los únicos beneficiados. 

A esto se le sumó la denuncia de un joven de la zona que sufrió un accidente al saltar el 10 de enero y que fue abandonado a su suerte. 

etp

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS