En Oaxaca, acusan de asesinatos y narcotráfico a tesorero cetemista

Confiscan a Marco Antonio S. C. 128 cuentas bancarias, confirma fiscalía estatal
El líder de trabajadores de la CTM presuntamente pagaba a funcionarios estatales y mandos policiacos para mantener sus crímenes en la impunidad (CORTESÍA)
09/11/2017
02:14
Ismael García / Corresponsal
Oaxaca
-A +A

Además de estar acusado del asesinato de cinco personas, el secretario de Finanzas de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en Oaxaca, Marco Antonio S.C., tiene otros antecedentes penales, de acuerdo con fichas informativas de las autoridades estatales.

Asimismo, la Fiscalía General del Estado confirmó que la Unidad de Inteligencia Financiera, dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), congeló al menos 128 cuentas bancarias, sin precisar el monto del dinero.

Según las fuentes de seguridad, el dirigente cetemista no es la primera vez que tiene lío con las autoridades, ya que en 2001 fue acusado del delito de estupro, mientras que en 2011 se le inició una investigación bajo el expediente 260 (C.H.)/2011 por el delito de despojo.

 En los últimos años, presuntamente se rodeó de guardias de seguridad a quienes utilizaba como distribuidores de estupefacientes en vehículos de transporte público y para cobro de “derecho de piso” en los principales mercados de la capital.

Recientemente le fue confiscado un tigrillo, mientras que en su domicilio, ubicado en Santa Cruz Amilpas, cuenta con animales exóticos y automóviles de colección, según revelaron otros líderes cetemistas que han acudido a realizar gestiones a ese municipio.

Hace unos 10 años, tras el boom del otorgamiento de concesiones de transporte público en el gobierno de Ulises Ruiz Ortiz, comenzó a incursionar en el ramo de unidades de taxis, mototaxis y camiones de volteo para acarreo de materiales.

Según informes internos de autoridades estatales, en esos vehículos se trasladan estupefacientes, y la disputa por drogas sería una de las razones por las cuales se originó el hecho violento el 13 de junio de 2013, en que fueron ultimadas cinco personas en San Pedro Totolapan.

Las autoridades lo imputan como autor intelectual de al menos 200 asesinatos de personas y para lograr impunidad presuntamente pagaba a funcionarios estatales y mandos policiacos.

Ayer, el fiscal del estado, Rubén Vasconcelos Méndez, confirmó que la Unidad de Inteligencia Financiera confiscó a Marco Antonio S.C, 128 cuentas bancarias y que trabajan en estrecha colaboración con la PGR para esclarecer el caso.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS