En 4 meses de transición han asesinado a 34 políticos y 19 familiares

"Los agresores a veces optan por atacar a los familiares, colaboradores y gente cercana a los políticos" para generar un terror psicológico en ellos y enviar un mensaje de advertencia, refiere especialista
Camioneta abandonada
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
08/11/2018
22:16
Pedro Sánchez Malacara
-A +A

Read in English

Con el homicidio de Valeria Cruz Medel, hija de la diputada federal de Morena, Carmen Medel, suman 53 los crímenes contra políticos y sus familiares a partir del 2 de julio, fecha en la que arrancó el periodo de transición.

Valeria, de 22 años de edad, fue asesinada la tarde de este jueves en un gimnasio de Ciudad Mendoza, Veracruz.
 

Artículo

Políticos lamentan muerte de Valeria, hija de la diputada Carmen Medel

A través de la red social Twitter, personalidades como el presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo o su homólogo del Senado, Martí Batres, expresaron sus condolencias a la diputada de Morena
Políticos lamentan muerte de Valeria, hija de la diputada Carmen MedelPolíticos lamentan muerte de Valeria, hija de la diputada Carmen Medel

De acuerdo con la consultoría Etellekt, especialista en análisis de riesgo, son 34 los políticos que han sido ultimados y otras 19 víctimas eran sus familiares directos.

En lo que se refiere a políticos, en estos cuatro meses, Veracruz y Puebla son las entidades con más crímenes, con cinco casos respectivamente, seguidos de Guerrero y Oaxaca (cuatro en cada uno), y Michoacán, con tres.

Sobre asesinatos de familiares, Puebla repite en el conteo con cuatro casos; también figuran Nayarit (4), Morelos (3) y Veracruz y Tamaulipas (dos en cada uno).

En entrevista para EL UNIVERSAL, Rubén Salazar Vázquez, director de Etellekt, señala que la mayoría de estos homicidios se dan por intereses políticos y es el periodo de transición entre un gobierno y otro cuando suelen presentarse estos crímenes, principalmente por denuncias de actos de corrupción hechos por la administración saliente.

“Es un tema muy político que incentiva a la violencia hacia las personas que señalan a las autoridades actuales por actos de corrupción”, explica.

Otro dato que resalta Salazar Vázquez es que la mayoría de las víctimas pertenecen a la oposición de los gobiernos en turno, al menos así se ha contabilizado en 70% de los 256 asesinatos de políticos y familiares que se han registrado desde que inició el proceso electoral, en septiembre de 2017.

Agrega que la impunidad en los asesinatos políticos es una constante y menciona, por ejemplo, que de los 48 aspirantes a algún cargo de elección que fueron acribillados en este mismo periodo, sólo han sido detenidos los responsables en 11 de los casos. “Es común que no haya investigaciones. Hay un alto grado de impunidad que alienta a defender los intereses políticos a través de la violencia”.

Para el directivo de la consultora, el caso de Carmen Medel llama la atención, pues la diputada veracruzana había sido secuestrada dos años antes del homicidio de su hija. “Tienes a políticos que ya habían sido objetos de intimidación y pareciera que el gobierno no entiendo cómo prevenir estos ataques”, refirió.

El especialista señala que el asesinato de Valeria Cruz se da en el contexto de la transición de poderes en Veracruz, entidad sobre la que los legisladores federales de Morena presentaron un punto de acuerdo para acelerar las investigaciones contra el gobernador panista Miguel Ángel Yunes por presunto lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

Salazar comparó este caso con el asesinato de María Félix Fajardo Cardoso, colaboradora de Cuauhtémoc Blanco, gobernador de Morelos, quien durante su campaña criticó al entonces mandatario Graco Ramírez. La similitud que encuentra el consultor se debe a que a su juicio "los agresores a veces optan por atacar a los familiares, colaboradores y gente cercana a los políticos" para generar un terror psicológico en ellos y enviar un mensaje de advertencia al resto.

“Es un mensaje muy fuerte (el asesinato de la hija de Carmen Medel) porque anulan la capacidad política de una persona cercana al gobernador electo de Veracruz, Cuitláhuac García”, dijo.

Para Rubén Salazar, esta ola de violencia contra los políticos señala la necesidad de revisar la política de austeridad del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, quien pretende hacer un recorte en el personal de seguridad de los servidores públicos, pues considera que la violencia contra los políticos y sus seres cercanos es un tema que debe de estar en el radar del gobierno entrante, y que resolver el caso de la joven asesinada serviría de ejemplo de que no se permitirá la impunidad en el país.

rmlgv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS